Reseña: Robyn – Body Talk Pt. 2

En un mundo en donde el pop ha sido devaluado hasta lo más bajo gracias a estrategias de marketing de las grandes discográficas en las que sin duda buscan vendernos la música más fugaz, improvisada y carente, como el pop del último momento, aún tenemos proyectos en los que colaboran buenos productores, dedican todo el tiempo posible a la elaboración del disco y además hay verdaderas artistas detrás de todo esto, bien podría ser el caso de Robyn, que aunque es poco conocida en todo el mundo, la música no es asunto de novatos para ella, desde su primer disco Robyn is Here (1995), ha logrado definirse un estilo autentico en la música pop, un asunto que se torna cada día más difícil considerando las estrellas que tienden a ponernos en el televisor (léase Lady G..).

Siguiendo por mucho la línea de Kylie Minogue y Madonna, Robyn ha logrado hacerse de un proyecto exitoso, por lo menos en Reino Unido, en donde los últimos años ha logrado colocarse en buenas posiciones de los charts, hablando particularmente de este año, Robyn tuvo la oportunidad de lanzar un disco llamado Body Talk en dos partes, generalmente la mayoría de artistas guarda la mitad de todo el material terminado para lanzarlo en b-sides o simplemente tirarlo al abandono, sin embargo esta cantante sueca se da el lujo de lanzar todo su material en dos volúmenes, algo diferente considerando las mecánicas establecidas para los lanzamientos de discos de pop.

Esta segunda entrega, Body Talk Pt. 2 es la continuación de la primera entrega, si bien en este disco sigue demostrando su lado pop, se logra notar que nos regala también su lado más electrónico y ecléctico, ¿está de más mencionar que Snoop Dogg también asoma sus narices por aquí?

“In my eyes” quizás podría tratarse de las canciones más pegajosas de esta segunda entrega, la más sencilla de escuchar y por supuesto, la carta de presentación del disco, de inicio se extrañan beats más poderosos que se conjugarían a la perfección con la potente voz de Robyn. Con esto no quiero decir que la cantante es la mejor en voz, pero sin duda es un aspecto que la hace sobresalir como artista comparando su estilo con el de algunas otras popstars. Es difícil no darse cuenta desde el inicio que estamos frente a un disco de pop bien elaborado y bien mezclado, esto continua hasta “Hang with Me” una invitación que hace Robyn a bailar con una de las creaciones más perfectas incluidas en esta segunda entrega, sin duda está es una de las canciones que te hacen automáticamente darle play por segunda vez, este tema fue lanzado en versión acústica desde la primera entrega, ya anticipaba algo mejor y este es el magnífico resultado, la voz melódica de Robyn corriendo por el sonido más fino de unos teclados procesados por sintetizadores.

9/10

“Love Kills” es una sorpresa para los que a lo largo de tres canciones lograron acostumbrarse al sonido pop de Robyn, en esta canción se intenta hacer un sonido más poderoso, fuerte y contagioso que se logra, pese a los momentos en que la voz de Robyn suena muy distante de la base de la canción. “We dance to the beat” recurre a la formula trillada en la música electrónica, repetir el mismo sampleo durante la mayor parte de la canción no es lo mejor, por lo menos no por ahora, sin embargo si se escucha este track con paciencia se puede reconocer entre sus entrañas una joya para cualquier club o la misma materia prima para cualquier deejay dispuesto hacer remixes, ya entrados en el momento de clímax del disco aparece “Criminal Intent” o lo que es, un intento criminal por hacer un sonido clubber dispuesto a competir con M.I.A. , Kelis o incluso una Lady Gaga, ¿pensaban haber escuchado todo? No, para estas alturas cualquier cosa puede esperarse y es donde el gangsta rap Snoop Dogg hace su aparición, ya saben que la frase favorita de este crack es Fuck with me, parte vocal y esencial de “U Should Know Better”, una canción patea culos a más no poder, esta colaboración es de las mejores que he escuchado y que se llevara una mención especial en algunas listas del año sin duda, al final de todo esta unión del hip-hop con el pop no viene sonando nada mal, después de todo este pop bastardo, llega una verdadera pieza musical para cerrar, “Indestructible” en versión acústica en realidad es un ensamble sinfónico que nos deja bien claro el pedazo de artista que es Robyn, no sabemos con certeza si hay una versión original de esta canción, si vendrá en un Body Talk Pt. 3 o simplemente se trata de un capricho por hacer algo diferente, no cabe duda que cuando las cosas se hacen bien, nos dejan un exquisito sonido como este.

Fecha de lanzamiento: Septiembre de 2010
Discográfica: Interscope
Compra el disco: Amazon
Descarga el disco: En la web
Canciones recomendadas: "Indestructible", "U Should Know Better" y "Hang with Me".