Las palomas sólo le estaban dando su merecido a los Kings of Leon

Hace algunas semanas Axel les habló sobre la cancelación de un concierto de los Kings of Leon, por causa de unos pájaros abusivos que aparentemente eligieron el momento preciso en el que se estaba llevando a cabo el evento para hacer sus necesidades sobre los integrantes del grupo y las bandas que habían tocado antes que ellos.

El asunto fue que, mientras los grupos anteriores aguantaron hasta el final de su presentación, el cuarteto estadounidense decidió salirse del escenario, algo que por supuesto enojó a muchos fans, no sólo por la falta de profesionalismo de estos chicos sino por lo poco rockeros que resultaron ser. Pues todo parece indicar que los muchachitos son unas verdaderas divas y tal vez, sólo tal vez, lo único que los pájaros estaban haciendo era darles su merecido.

¿Por qué digo esto? Pues resulta que hace algunos días Andy Cato de Groove Armada publicó una nueva entrada en el blog que está llevando para mantener a sus seguidores al tanto de su gira, aprovechando para revelar, entre otras cosas, que las actitudes de diva de los Leon no sólo se dirigen a los pájaros sino que se extienden a colegas y conocidos. Todo comenzó con el inaguantable calor que hacía en el primer día de su experiencia en un festival, lo que lo llevó a buscar una regadera en la pudiera refrescarse:

En el área de artistas del festival ya había una cola larga para las regaderas...mientras esperaba decidí arreglármelas con algo de jabón de mano y agua, sin embargo, la espera se alargó debido a la falta de agua...entonces noté un grupo de regaderas vacías al otro lado de una valla provisional. Un par de nosotros encontramos un hueco en la barrera, pero de la nada llegó un hombre grande a decirnos: 'Están reservados para los Kings of Leon'. Era difícil de creer que alguien de hecho hubiera llamado al agente para decirle 'Escucha, sé que Paul Weller, Kasabian, Florence, Stereophonics, Groove Armada y compañía estarán compartiendo el espacio y las instalaciones, pero necesitamos que pongan una valla justo en medio de los baños y regaderas y pongan un hombre ahí para que los reserve sólo para ellos'. Pero de hecho, así ocurrió.

Difícil de creer, ¿no? Pues aún hay más. Resulta que luego de un día de presentaciones, el músico y su compañero de banda fueron interceptados en su camino hacia el vestidor por otros guardaespaldas, quienes básicamente los detuvieron a la fuerza, mientras cuatro camionetas negras llegaban al backstage. Obviamente lo primero que se imaginaron era que el presidente de los Estados Unidos había llegado, pero cual sería su sorpresa al ver que quienes iban ahí eran ni más ni menos que los Kings of Leon, listos para disfrutar de sus 4 minutos de baños y regaderas exclusivos antes de subir a escena. Esto provocó la furia de Tom Findlay, quien decidió expresarla mostrándoles el dedo medio de su mano, lo que, colmo de colmos, provocó a su vez el enojo del baterista de los KOL, quien luego de retar al músico le pidió a sus guardaespaldas que lo sacarán de ahí.

Finalmente, el promotor tuvo que llegar a calmar las cosas entre los guardaespaldas y los músicos, mientras los Kings of Leon tocaban su set y se iban nuevamente en sus camionetas negras, impidiéndoles una vez más el paso a todo el mundo. En fin, pues sin duda una larga aventura la que le tocó vivir a Andy, de la que pueden leer en detalle en su blog. Yo lo único que puedo concluir es que, estos cuatro parecen ser unos verdaderos imbéciles y que los pájaros sabían exactamente lo que hacían cuando decidieron utilizarlos como baño portátil. ¿Ustedes qué creen?

Vía: HolyMoly