Madonna superfiltrada

El leak está al borde de la canonización y los artistas que lo sufren al borde de la locura. La filtración en la red de material discográfico es un hito de la música que está en crecimiento. Mientras el asunto toma cada vez más posesión de los lanzamientos indie (que supondrían tener menos expectación que los mainstream), lo más trendy del momento es hacer aparecer en la web temas inéditos del pasado de los artistas, y esta vez Madonna cayó en la volteada.

Desde principios de este mes, y mientras la reina del pop descuida sus asuntos musicales, se están filtrando outtakes de sus álbumes frenéticamente y no hay quién los pare. En forma de recopilar todo lo que ha sucedido hasta la fecha y dándole justificación al contenido por venir en cantidad, escúchalos aquí.

Este 2010 Madonna lanzó el grandes éxitos Celebration, y como es de costumbre se incluyó en su tracklist, conformado por sus sencillos más relevantes, tres temas inéditos de la cantante. Esos pocos temas que grabó en esa ocasión la mostraron intentando ponerse a la altura del europop que mueve la escena estadounidense estos días. Lo que se filtró fue "Broken (I'm Sorry)", que no quedó en la selección y sigue aquella línea.


Yendo más al pasado, nos encontramos con "Miss You", que hubiera pertenecido a American Life, (2003) lo cual es denotado en las influencias country de una canción 100% acústica.

En Hard Candy (2008), Madonna recibió la colaboración de Timbaland. "Infinity" es el demo del sencillo "Give It 2 Me". La diferencia entra esa versión y la final es abismal, ya que en la última la producción pasó a manos de Pharrell Williams.

Dentro de ese mismo disco, las intenciones de Pharrell por hacer del sonido de la diva un poco más interesante se plasmaron en "Animal", que quedó fuera del disco y ahora sale a la luz con la misma suerte que los demás.

Otra vez sin volver a despegarnos de aquel álbum, nos encontramos con "Latte", que muestra unos tintes africanistas, incursión alternativa que la dejó sin techo.

"Little Girl", que hubiera pertenecido a Music (2000), es una balada electrónica de beats muy apagados que recuerda una Madonna melancólica empedernida, un desliz que a estas alturas, en las que se esfuerza por arrojar singles que satisfagan a la pista de baile, no se atrevería a cometer.

Por último, tenemos a otro outtake de American Life, titulado "Set The Right", con influencias más latinas, pero con una estructura tan simple que cae en la monotonía.