25 minutos bastaron para crear la canción “Paranoid”

Ya sabéis que el mundo de la música está repleto de anécdotas y de curiosidades. Muchas de ellas permanecen en el círculo interno de aquellos que las vivieron, pero en otras ocasiones se desvelan y no dejan de sorprendernos. Con motivo del 40 aniversario de la publicación del disco Paranoid de Black Sabbath, se están produciendo muchos artículos especiales, entrevistas e incluso especulaciones sobre un regreso del grupo.

El último número de la revista británica Metal Hammer contiene todos los detalles del "cómo se hizo" de este mítico álbum. En su web han colgado una de las curiosidades que tiene que ver con la canción que da nombre al disco. Esto es lo que confesó el baterista Bill Ward:

Paramos para comer y cuando volvimos al estudio nos dijeron que no teníamos suficientes canciones y nos pidieron una más. Tony [Iommi] comenzó a tocar el riff de "Paranoid". Yo me senté en la batería, Ozzy cogió su micro, Geezer se colgó el bajo y empezamos a tocar. Lo que escuchas en el disco es, literalmente, una canción compuesta en... ¡25 minutos!

Pero aún hay más. En un principio el disco se iba a llamar War Pigs, otra de las canciones que lo componen. Sin embargo, las cosas estaban tensas por la guerra de Vietnam -corría el año 1970- y su compañía de entonces decidió cambiarlo por el definitivo Paranoid, ya que aquella canción casi improvisada gustó mucho a los productores. Y de hecho, luego se acabó convirtiendo en un gran hit del rock.

Otra curiosidad, por cierto, la portada del disco, que ilustra este post, estaba inicialmente pensada para el título War Pigs, pero cuando se decidió cambiar el nombre no se molestaron en crear otra, por lo que, aparte de ser fea, no tiene ningún sentido.