Más drama con comerciales de TV: ahora Grizzly Bear y Fleet Foxes

No hace mucho les mostrábamos los problemas que Sigur Rós está atravesando por el supuesto plagio de sus canciones en imitaciones hechas para comerciales de televisión a quienes se les había denegado el permiso para la utilización de las versiones originales de éstas. Pues ahora nos enteramos, a través de Pitchfork, que otros artistas han sido víctimas de las mismas violaciones a derechos de autor.

Pero esta vez, las agencias de publicidad no se las han ingeniado demasiado y han caído sobre un lugar en el que es muy difícil no ser descubierto, pues se han metido con dos de las bandas más hypeadas de la escena indie estadounidense: Fleet Foxes y Grizzly Bear. A la banda de Robin Pecknold un comercial español de camisetas térmicas le imitó su “White Winter Hymnal”, y al cuarteto de Brooklyn le clonaron su hit “Two Weeks”, incluso cuando éste último tiene cierta reputación por ya haber aparecido (legalmente) en un anuncio de autos Peugeot que llegó a muchos lugares del mundo.

Aunque no sabemos si es que las bandas están al tanto de la noticia, es predecible que el asunto ahora girará en torno a las represalias que cada una tomará. La postura pacífica que Sigur Rós tomó ante lo suyo (demasiados artilugios de la justicia amparan a estas empresas en esta clase de litigios por cuestiones “musicales”) les evitará mucho estrés, pero aquella nota nos hace recordar el caso de Tom Waits (que demandó, en 1988 y 2006, a diferentes compañías por plagio y obtuvo grandes sumas de dinero en conceptos indemnizatorios) y nos hace pensar que el fallo podría sí ser justo.

Fleet Foxes - "White Winter Hymnal"

Grizzly Bear - "Two Weeks"