Reseña: Perfume Genius – Learning

Si cada uno de nosotros pudiera documentar con detalle las adversidades de su vida —solamente los momentos difíciles que significaron algún obstáculo o los hechos que nos provocaron una profunda tristeza, obviando cualquier otro acontecimiento paralelo que nos pueda haber sacado una sonrisa— en una obra musical con un discurso melodramático, en el más normal de los casos recibiría un límite signado por el pudor ante el oído ajeno. Pero a ese límite algunos artistas no lo conocen.

La adolescencia de Mike Hadreas, un muchacho de Seattle que vive con su madre, estuvo marcada por abusos, historias de romance homosexual con finales trágicos, drogas, suicidios, y demás desventuras que podrían integrar el guión de una película de drama. Ahora que tiene 26 años, se dedica a escribir sin escrúpulos sobre aquellas tormentosas vivencias para plasmarlas en un repertorio oscuro, denso y melancólico.

Learning es el título apropiado para el álbum de debut de Perfume Genius, su acto solista. Hadreas no encuentra mejor solución para desarrollar su resiliencia que despojar su mente de aquellas historias (que poco a poco y duramente le enseñaron a vivir) al mismo tiempo que intentar buscar la mejor manera de contarlas. Y el resultado de la cruda y por momentos poco-metafórica narrativa que decidió abordar (que es pasional, impulsiva, precipitada) genera en el oyente una empatía cautivante.

En lo que a su sonido respecta, Learning apela de principio a fin al minimalismo, al lo-fi, a la intimidad, a los arreglos tradicionales de la balada y a las estructuras de corta duración, mientras que su voz está tomada por un falsete ahogado por la inestabilidad emocional. Su intérprete podría tranquilamente ser un músico callejero sin rumbo o un MySpace desolado de no ser porque encontró perspicazmente la forma de llamar la atención. Además de haberse colgado del auge de los proyectos de habitación, invadió la red con sus imágenes promocionales y consiguió tener a los medios comiendo de su mano. En todas ellas se mostraba con el torso desnudo y moretones en la cara, insinuando algún erotismo sádico que lo ponía como el gran must de las propuestas extravagantes del año.

La gran homogeneidad del disco no sólo contribuye a hacerlo indigerible en la primera escucha, sino que además pone el reflector del protagonismo sobre aquellas confesionales letras. Y aunque el hypeadísimo “Mrs. Peterson”, el breve relato de su relación con un profesor que se quitó la vida (“el me hizo un cassette de Joy Division / él me dijo que había una parte suya perdida / cuando yo tenía 16 años / el saltó desde un edificio”), sea el momento más sobresaliente, las diez pistas que lo componen no tienen desperdicio alguno.

El tema que abre la obra (y que de paso le da su título) con su resignada visión de la realidad (“nadie te oirá llorar hasta que des el último respiro”); el electrónico-experimental “No Problem” (que introduce beats electrónicos); o el épico y atmosférico “Gay Angels” son ejemplos de introspección llevada satisfactoriamente a canciones sinceras y directas.

8.5/10

En síntesis, es innegable que Perfume Genius ha comenzado con el pie derecho. Es capaz de magnificar todas sus emociones y usarlas para estremecer a quien oye su carta de presentación, que es una joya indispensable de este 2010.

Fecha de lanzamiento: 21/06/2010
Discográfica: Matador
Compra el disco: en Amazon.
Descarga el disco: En la web.
Tres canciones destacadas: “Mrs. Peterson”, “Gay Angels” y “No Problem”