Reseña: AM – Future Sons and Daughters

AM es un músico originario de Tulsa y un caso bastante curioso por donde se le mire. El ahora afincado en Los Ángeles ha puesto sus canciones en televisión y cine de manera frecuente, abierto shows para Air y Caetano Veloso y sin embargo, en muchos aspectos sigue siendo un perfecto desconocido (además de un nombre francamente imposible de googlear).

El que AM no sea tan famoso a pesar de contar con semejantes credenciales tiene que ver, creo yo, con el hecho de que si bien su música no es necesariamente algo demasiado denso, tampoco tiene la vacuidad necesaria para ser un éxito radial a la primera escucha.

Además, sus anteriores producciones tenían demasiado de folk y muy poco de funk, algo que el músico ya se ha apresurado a corregir con su tercera producción discográfica titulada Future SOngs and Daughters, una placa en la que sigue conservando el folk/pop de sus inicios pero aderezado con las influencias que han marcado los últimos años de su vida: el R&B, la bossa nova y los ritmos brasileños, el funk, e incluso un poco de rock.

El resultado es un disco animado y disfrutable de rayos de sol y tardes veraniegas pero con un transfondo que no necesariamente corresponde a la ligereza de las vacaciones. En él AM rinde tributo a la música de los 60 y 70 con un sonido retro que combina con su voz de tonos peculiares y una serie de arreglos cinematográficos que explican el porque sus temas han sido tan utilizados para brindar un fondo musical a los programas de televisión.

Desde el track abridor: "A complete Unknown" ya se nota el calor de las percusiones y el rítmico bajo que llevarán gran parte de las canciones y que aquí son combinados con un poco de rock gracias a la guitarra eléctrica, una mezcla que también será constante en esta producción.

En un tono de pop más básico pero juguetón está "The Other Side", una canción con notas de ukelele que explora la idea de la constante búsqueda y el miedo a encontrar algo que no era necesariamente lo que esperabas. En "It's been So Long", mientras tanto, vuelve con el sentimiento tropical y la colaboración de Angela Correa para adornar una letra sobre los resentimientos pasados y la dificultad de otorgar el perdón. Aquí la música se nota contenida hasta la mitad, cuando se complementa de nuevo con el bajo, la batería y un solo de guitarra para crear un tema de final inesperado y alma de selva brasileña.

La influencia Motown se hace presente en "Darker Days", una balada de bajo pulsante, órganos y sintetizadores, que incluye además una guitarra muy groovey y arreglos cinematográficos de cuerdas, logrando muy buenos resultados.

"Self Preservation", primer sencillo de la placa, continúa con la combinación de ritmos sesenteros y omnipresente guitarra eléctrica que el músico ya utilizó en los primeros tracks, mientras que con "Leavenworth" el estadounidense regresa a sus raíces folk para crear una balada de guitarra acústica que brinda un momento de descanso en medio de tanto esplendor solar.

A ésta le sigue "Grand Opinion", otro de los sencillos del álbum y tal vez el tema más grandilocuente del mismo, gracias a la combinación del Rhodes y la trompeta que crea un ambiente como de cintas de detectives de los años 60.

Esta década también está presente en la modosa y guitarrosa "Fortunate Family Tree"; mientras que en "When the Dust Settles" el músico hace extensivo uso de los sintetizadores para crear una tonada alegre y de reafirmación, en la que presume su paciencia para esperar a una mujer pretensiosa y llena de amigos falsos, que un día se dará cuenta de que todo esto no es más que oropel.

La placa termina con un tributo a "Jorge Ben" que realmente no tiene mucho de samba pero sí de rock y una balada reflexiva llamada "Endings are Beginnings", en la que explora la dificultad de comenzar de nuevo una carrera en la que nadie parece ir ganando.

En general, Future Sons and Daughters no es un álbum fácil de digerir a primera escucha. Es necesario darle tiempo a que madure y escucharlo sin reservas una y otra vez. Esto permitirá que el polvo se asiente y muy pronto te descubrirás tarareando las notas más brillantes en tu cabeza, mientras piensas en playas y lugares de descanso coloreados por la patina de una época más groovy y fiestera.

Aquí AM ha sido capaz de combinar sus influencias con su propia expresión para crear canciones pop de buena hechura, con un suave sabor a tiempos pasados pero sin ser una copia de los artistas de la época. Esta es música para relajarse, bailr e incluso, como lo muestra su portada, para caminar por jardines soleados y frescos mientras la mente corre a través de experiencias pasadas y posibilidades futuras.

7.9/10

Future Sons and Daughters no es necesariamente uno de los mejores discos del año, aunque sí el mejor de la carrera de este cantante. Y aunque no ofrece ninguna novedad, tampoco pasa inadvertido. Un conjunto de canciones disfrutables, para divertirse y soñar con unos buenos lentes de sol, eso es lo que AM ha puesto en este álbum y francamente, no podemos pedir más.

Fecha de lanzamiento: agosto 2009/febrero 2010.
Discográfica: Filter US Recodings, Amsounds
Compra el disco: En la tienda del músico
Descarga el disco: En la Web
Tres canciones destacadas: "When the Dust Settles", "Darker Days" y "Grand Opinion"