Adele y el video de «Rolling In The Deep»

Este invierno boreal estará marcado, entre muchas otras millones de cosas, por el regreso dos de las jóvenes cantantes de blue-eyed soul más importantes del Reino Unido: Adele y Duffy. Aunque personalmente no se llevan nada mal, a todo el mundo le gusta enfrentar sus propuestas debido a su dominante presencia en la misma escena y en ello no deberíamos quedarnos atrás. Y es que si me preguntan, en estos momentos, aún sin haber sido lanzado el disco donde estará contenido, los flamantes detalles de producción que presume “Rolling In The Deep”, de Adele, la hacen la gran ganadora.

Para hacernos sufrir de la impaciencia hasta febrero (mes en el que 21, su segunda placa de estudio, será lanzada oficialmente), ha lanzado un video para dicha canción, tal como se había anticipado en el momento en el que la presentó a través de un clip que mostraba escenas del proceso de grabación que la confinó al sur de Estados Unidos a intentar enriquecer su sonido. Aunque en esta ocasión debe acompañar un repertorio bastante diferente al que presentó en su debut de 2008, volvió a apostar por la sobriedad, aunque con un poco más de confianza.

El video de “Rolling In The Deep” muestra a Adele sentada en una de las sillas de la sala de una vieja mansión gris en la que hay tendencias por romper platos y practicar esgrima de una manera muy extravagante. En palabras de su mentora, en una entrevista con Spinner:

Es un video bastante tenso, construido lentamente y silenciosamente atmosférico. Quería la sensación de que sea sombrío pero aún quería un ambiente gélido para que coincida con la canción. Realmente no soy de hacer videos conceptuales con bailes y guiones adecuados, no soy buena en eso, así que trabajar con Sam Brown fue perfecto porque él es fanático de la simplicidad. Creo que captó la canción muy, muy bien, de una primera escucha.