Black Eyed Peas no cuaja en las listas de ventas con su nuevo disco

Parece que los argumentos de innovación y reinvención que defienden muchos seguidores de Black Eyed Peas no están bastando para convertir a The Beginning en número 1. Según apunta Reuters, el más reciente informe de ventas de Nielsen Soundscan coloca el nuevo disco de Fergie y compañía en una discreta sexta posición con 119.000 copias vendidas en Estados Unidos en su primera semana en las tiendas.

Teniendo en cuenta que su anterior álbum, The E.N.D, consiguió vender más de 300.000 copias en la primera semana y que varios de sus singles ("Boom Bomm Pow" o "I Gotta Feeling") dominaron el número 1 durante meses, la sensación de fracaso se acentúa todavía más.

Aunque las ventas de discos en Estados Unidos se hayan reducido un 13% comparando las cifras del año pasado por estas fechas, no parece que sea un problema de la industria sino del cambio de la propuesta musical de Black Eyed Peas. Probablemente su transformación progresiva hacia un género más dance y discotequero haya sido la principal causante de esta "baja" cifra de ventas. Y es que no es para nada comparable la reacción del público ante "I Gotta Feeling" que ante su más reciente "(The Time) Dirty Bit" .

Ya nos lo preguntábamos hace unos días, pero ahora tenemos datos que nos dan más qué pensar. ¿Será éste el principio del fin del grupo? Quizá este desplome de ventas sirva como una especie de voto de castigo y haga reconsiderar a la banda -y a sus productores- su dirección musical. No obstante, la promoción y la gira salvarán a la formación de un batacazo mayor, por lo que puede que la sangre ni llegue al río y acaben conformándose con la acumulación de más ventas a largo plazo.