Oddó: “Ya todos sabemos que el tema de vender discos no funciona como antes”

Para entender a un músico, no sólo basta con escuchar sus discos, a veces también es interesante conocer las ideas y motivaciones de los que crean las canciones. Por eso, aquí en Cuchara pensamos que no era suficiente con presentarles cada semana, en nuestra sección de Under, a una banda o solista nuevo, de ahí que decidimos entrevistarlos.

Comenzamos con Ismael Oddó, un músico chileno quien, además de haber trabajado con Los Alamedas y ser bajista de apoyo de Francisca Valenzuela, debutó recientemente con su primera producción llamada Déjame Dormir, con la que ya ha comenzado a hacer ruido en la parte sur del continente. De esta producción, sus influencias e inicios nos habla en esta entrevista.

- Platícanos de tus comienzos en la música.

La verdad, me demoré en darme cuenta que la música era lo mío. Recién en el año 2002 –cuando tenía 14 años- me empecé a interesar en ella. Creé una banda con mis compañeros, pero no sabía tocar. En ese tiempo mi única imagen musical cercana era Alejandro Gómez, la entonces pareja de mi hermana. Lo contacté para pedirle que me enseñara a tocar guitarra. Tuve la suerte de que él aceptó y de que además era una figura importante en la música pop-rock chilena en ese tiempo. Fue cantante y guitarrista de la banda Solar.

Lo importante de Alejandro fue que sus enseñanzas fueron más allá de lo teórico. Él me mostró cómo funcionaba todo este mundo. Me llevó a conciertos, ensayos, grabaciones y también me mostró toda su identidad musical. Nuestra relación creció tanto que en el 2005 me invitó a participar como bajista en su nueva banda: Alamedas. Así es como parte mi carrera profesional como músico y bajista.

- ¿Qué te inspira para componer?

La vida misma. Hasta ahora la composición (libre) ha sido un ejercicio de autoconocimiento. Creo que todo ha salido muy espontáneo, natural y me ha permito reflexionar sobre mí. De eso nacieron mis letras. Son una descripción de todo lo que me pasaba, de todo lo que veía y cómo lo veía. Podríamos decir que los grandes tópicos de Déjame dormir son el término de una relación amorosa -que se dio justo entre medio-, y el problema con el sueño, producto del exceso de actividad al que me enfrentaba. Estaba en una especie de mundo alterno.

- Mencionan en tu biografía que este disco estuvo influenciado por Cerati y Supergrass, pero, ¿son las únicas influencias que tienes? ¿Cuáles son tus bandas favoritas?

Claro que las influencias directas en Déjame dormir son Cerati y Supergrass: era lo que estaba escuchando en ese momento. Pero no son las únicas. Las verdaderas influencias llegan de manera más indirecta y se transforman según cómo uno las recibe y las reinterpreta. Mis bandas favoritas aparte de las nombradas son: XTC, The Stranglers, David Bowie, The Strokes, Interpol. Blur y así. Por otro lado, también me gusta desde Antonio Machín hasta Justin Timberlake.

- ¿Qué querías lograr en cuanto al sonido de este disco? ¿Tenías una idea predeterminada de cómo querías que sonaran las canciones antes de comenzar a grabar o el sonido final de los temas fue saliendo en el estudio?

Siempre lo pensé como un sonido rock-pop, con un ensamble de guitarras bajo y batería como base. Era lo que venia haciendo timbrísticamente desde los Alamedas y el sonido que escuchaba en las bandas que me gustaban. Naturalmente todas las canciones las creé con una guitarra acústica (con cuerdas de metal), este instrumento es fundamental en el sonido de Déjame dormir. Está presente en todas las canciones y le da una unidad y particularidad al disco.

De todas formas el sonido se fue transformando mientras se grababa. Y aquí influyó mucho el trabajo de Carlo Colussi como ingeniero, y de Gonzalo González en la etapa de mezcla y masterización. Creo que ese fue un plus. El disco pasó por varios oídos y opiniones, lo que ayudó a lograr un mejor resultado sonoro.

Como parte de la entrevista le pedimos a Oddó que tomara una imagen de lo que quisiera y nos la describiera. El resultado es esta fotografía de él mismo que ven aquí, y que describe como: "una imagen común, trabajando en su casa, frente al computador, de madrugada (5:25 AM)".

- ¿Cómo fue trabajar al lado de Carlo Colussi y cuáles fueron sus aportes al disco?

Carlo Colussi es fundamental en este disco. Estuvo conmigo siempre, me ayudó a reflexionar sobre las cosas que hacía y me guió en las cosas en las que no me manejaba tan bien. Aportó muy buenas ideas, hizo un muy buen trabajo como ingeniero y también muy buenas guitarras y coros. Creo que los dos nos nutrimos de los conocimientos del otro.

- ¿Cómo utilizas las redes sociales como Facebook, Twitter o Myspace y las aplicaciones como Spotify y Grooveshark para promocionar tu música e interactuar con tus fans?

Es fundamental todo el movimiento vía Internet. Ya todos sabemos que el tema de vender discos no funciona como antes y menos si nadie te conoce. Así que mejor forma de mostrar tu trabajo es vía Internet por las redes que me nombras. Siempre es bueno ir actualizándolas e ir dejando registro de lo que estás haciendo. A través de videos, fotos, comentarios, etc. Uno de los próximos pasos a seguir es regalar Déjame dormir vía Internet. Pronto habrá novedades al respecto.

- ¿Con quién te gustaría colaborar en un futuro?

Pensado en bandas chilenas, me gustaría trabajar con Astro y Pedropiedra. Y viendo un poco más hacia el norte, con Café Tacuba.

- Hay planes para visitar otras partes de América Latina?

Planes en concreto no. Pero me encantaría ¡Estoy abierto a cualquier tipo de invitación!

Fotos: Valentina Campos y Oddó.