Glee enfrenta a Kings Of Leon y Slash

Los creadores de la serie Glee no podían quedarse sin responder las difamantes declaraciones que su formato recibió de algunos artistas durante este último tiempo. Recordemos que se volvió la última moda rechazar el uso de canciones para ser versionadas por el elenco del programa, y aunque algunas bandas mostraron respetuosamente su desinterés hacia la oferta como Coldplay, otras no se quedaron calladas y dejaron salir todos sus pensamientos negativos.

Es así que, en una entrevista con The Hollywood Reporter, Ryan Murphy habló muy mal de Slash, quien se negó a que se usaran canciones de Guns N’ Roses en la serie diciendo que “Glee es peor que Grease, y Grease ya fue lo suficientemente mala”:

Usualmente encuentro que la gente que hace esa clase de comentarios porque sus carreras están acabadas, son maleducados y bastante estúpidos.

Aún así, lo que realmente trascendió y generó la polémica más grande fue lo que Murphy dijo sobre Kings Of Leon, quienes hace poco, además de rehusarse al uso de sus temas, habían usado al a prensa para jactarse de haber provocado la insistencia de la producción del programa para poder obtener los derechos de versionar su repertorio.

Son unos imbéciles egocéntricos, y se perdieron el cuadro entero. Se perdieron que un niño de 7 años pueda ver a alguien cercano a su edad cantando una canción de Kings Of Leon, lo cual podría tal vez hacer que se una a un grupo musical o agarre un instrumento. Osea, eso es odio a la educación del arte. Puedes reírte de Glee todo lo que quieras, pero en el corazón lo que realmente hacemos es encaminar a los chicos en la música.

Nathan Folowill, el baterista de la banda, no tardó en contestar vía Twitter. En un mensaje de su cuenta oficial, publicó lo siguiente:

Querido Ryan Murphy, déjalo pasar. Ve a ver a un terapeuta, búscate una manicura, consigue un bra. Cierra la boca y concéntrate en enseñarles a los niños de 7 años a decir “coger”.

Murphy acusó a Folowill de fomentar la homofobia, por lo cual éste terminó borrando su tweet y pidiendo disculpas al respecto: “realmente no soy esa clase de persona”.