Andrew Van Wyngarden de MGMT: entre el pop y la psicodelia.

Ahora, si me lo preguntan, el paisaje es sumamente conmovedor. Sí, conmovedor: palabra difícil, enseguida tachada de cursi, pero nunca mejor utilizada: algo que conmueve es algo que afloja los sentimientos, que los libera, es desautomatizarse, salir de la alienación cotidiana y empezar a disfrutar de esos pequeños momentos en que la vida parece florecer: ¿no es acaso una perspectiva que tildaríamos de psicodélica? ¿Que MGMT toque este venidero sábado en la Argentina, más precisamente, en Mar del Plata, zona de playas, con este calor, no es también algo que tenemos que tener en cuenta para hablar de lo conmovedor? Bajo esta perspectiva, no podemos menos que leer con cierta relajación cerebral la entrevista que Andrew Van Wyngarden, parte del citado dúo, dio para uno de los diarios argentinos más importantes en relación a esta presentación.

La entrevista telefónica realizada por Sebastián Ramos --- quien no duda en armar una muy interesante playlist además de reivindicar el regreso del cassette como formato --- ahonda precisamente en esta suerte de caracterización que ha recibido la banda en los últimos años: ¿qué es ser psicodélico en el siglo XXI? Casi la misma pregunta que uno podría realizar a bandas como The Flaming Lips, sin lugar a dudas, o cualquiera que comparta esto de llenar de colores las tapas, hacer temas de larga, larga duración cuya ejecución en vivo a veces supera a la versión original y cosas por el estilo. Pero, yendo a lo medular, no creo que esta última sea una característica propia de la banda, ya que se han manejado con elegancia en el formato pop de canción pegadiza de tres minutos, por lo que eso no sé hasta que punto los acredita o no como psicodélicos... ¿Pop-psicodélicos, tal vez? Eso me cierra un poco más.

Entre las muchas declaraciones que podemos leer, me gustaría rescatar la siguiente en relación a su show en Mar del Plata:

Empezamos a escribir Congratulations pensando en cómo sonarían las canciones en vivo. El primer álbum resultó un poco difícil para pasarlo a los shows porque había mucha más música electrónica y canciones con partes que no se podían tocar. Creo que ahora sonamos mucho mejor en vivo. Tocamos temas de los dos discos, pero en estos momentos se podría decir que sonamos a rock psicodélico. Aunque probablemente la mejor definición sea que somos una banda divertida. Nosotros lo pasamos bien y ojalá el público también lo haga.

Con nuevo disco en las bateas, MGMT se presenta este sábado 22 de enero en el balneario Mute Club de Mar del Plata, a eso de las 18, 19 hs --- cuando el sol está bajando y el cielo decide hacerse el psicodélico ---. Lo más intrigante de la cuestión: tocan GRATIS. Ya mismo vayan sacando sus pasajes correspondientes mis muy queridos: por más afines a este tipo de música que seamos, no todos los viajes son estrictamente mentales.

Vía: La Nación Online | Foto: Flickr