Lo nuevo de Metallica no será un álbum convencional

Hace unos días hacíamos referencia a las declaraciones del baterista de Metallica, Lars Ulrich, para un medio danés en las que afirmaba que la banda comenzaría a preparar nuevo disco en marzo. Ahora le ha tocado el turno al guitarrista Kirk Hammet que ha hablado en exclusiva para la revista Rolling Stone y en ella ha matizado un poco las palabras de su compañero. Normalmente las matizaciones suelen aclarar mejor las cosas pero, en este caso, ha servido más bien para sembrar más dudas. Esto es lo que ha dicho Hammett:

Queremos que el proceso de grabación sea de dos semanas. Teníamos planeado empezarlo en marzo, pero hemos decidido retrasarlo a mayo. No quiero desvelar mucho más, pero diré que no es un trabajo 100% Metallica. Es un proyecto de grabación más que un disco genuino de Metallica.

¿Y esto qué quiere decir? Analizando las palabras y pensando un poco las posibilidades que existen, lo primero que se me ocurre es que la nueva producción de Metallica será un disco de versiones. Es algo que cuadraría bastante con las declaraciones porque no sería exactamente un disco de Metallica, sino un álbum que sonaría al grupo pero con canciones de otros.

No obstante, muchos podrían pensar que desde el Black Album en adelante los discos dejaron de sonar a Metallica pero, en cualquier caso, si Hammett ha dicho esto es para crear expectación para que se hable sobre lo que puede y lo que no puede ser el nuevo material del grupo.

¿Vosotros qué pensáis?