Jamiroquai cancela concierto tras la muerte de tramoyista

Debido a un trágico accidente que ocasionó la muerte de un tramoyista, Jamiroquai, la banda británica de funk más importante de la actualidad liderada por el cantante Jay Kay, decidió cancelar un concierto programado para ayer en la noche, en la ciudad de Lyon, en Francia.

El trabajador de 26 años de edad, cuyo nombre no ha sido revelado, se encontraba montado en una de las vigas sobre el escenario cuando resbaló y cayó al suelo desde más de quince metros de altura. Se dice que la policía francesa aún está investigando el incidente.

Según un reporte publicado por The Sun, Kay expresó a través de su página de Facebook la conmoción que se vivó poco después de la tragedia.

"La banda estaba soprendida y entristecida cuando nos informaron de las noticias e inmediatamente por respeto sentimos que la decisión correcta era la de cancelar el show".

La banda formada por Kay, el baterista Derrick McKenzie, el percusionista Sola Ankinbola, el guitarrista Rob Harris, el pianista Matt Johnson y el bajista Paul Turner, ha estado de gira alrededor de Europa promocionando su más reciente producción llamada Rock Dust Light Star, su octavo disco de estudio, el cual fue lanzado a principios de noviembre del año pasado.

El incidente nos hace recordar aquel ocurrido hace poco más de un año, en el que dos trabajadores murieron y otros diez resultaron heridos en circunstancias similares cuando se derrumbó el escenario que construían para un concierto de Madonna, curiosamente también en Francia, en la ciudad mediterránea de Marsella. Esto naturalmente origina un gran número de preguntas en cuanto a las medidas de seguridad que se toma en la industria de la música en vivo, donde muchas veces se ignora por completo la seguridad de los trabajadores a costa de la reducción de tiempo y de gastos en la producción.

Las autoridades francesas y los sindicatos correspondientes tendrán mucho que explicar en cuanto a la regulación de dichos métodos y actuar con responsabilidad para así evitar que accidentes de este tipo se repitan en el futuro.