Fleet Foxes sigue apoyando las descargas de material con derechos de autor

Hace ya mucho tiempo, allá a mediados del 2009, escribí una nota en ALT1040 donde hablaba de unas interesantes declaraciones de Robin Pecknold, el frontman de Fleet Foxes, donde el artista explicaba que su agrupación no existiría si no fuese por las descargas de material con derechos de autor. Como es lógico ellos son parte de la camada que utilizaron la red de redes para, en vez de quejarse porque hay personas que bajan su música y no la pagan como hacen algunos músicos, hacerse famosos, presentar sus producciones y tener un lazo mucho más cercano con sus fanáticos alrededor del mundo.

Esta vez el artista, en una entrevista al Sunday Times, nuevamente salió a apoyar las descargas y aseguró que la música no tiene ningún valor inherente y, al mismo tiempo, explicó que este tipo de descargas fue crucial para que Fleet Foxes llegara donde está actualmente. Lo interesante de esto es que no hizo como muchos otros que después de hacerse famoso y tener la posibilidad de vender muchísimo de la manera tradicional cambió su parecer. Esto lo sigue diciendo hoy, años después y cuando ya está todo preparado para el lanzamiento de Helplessness Blues, su segundo álbum.

Pero además Pecknold tiene una mirada diferente no sólo en base a las descargas de los usuarios sino también de los mismos músicos. Según él esto le permite a los artistas tener un abanico mucho más amplio y escuchar muchísima música que anteriormente las generaciones previas no podían.

Eso, según él y particularmente considero que tiene toda la razón del mundo, hará a la música mucho más rica e interesante. Él explica que descargando música es como él conoció todo lo que lo llevó a querer formar una banda y que le dio el conocimiento que tiene hoy.

Parece que Alejandro Saenz y Lars Ulrich deberían leer un poco más a estos jóvenes con la cabeza mucho más abierta y con una capacidad de razonamiento mucho mayor que ellos.