Ozzy Osbourne vuelve a hablar sobre Black Sabbath

Que sí habrá reunión por aquí, que no habrá reunión por allá; todo vale en torno a la posibilidad de que Tony Iommi, Vinny Appice, Geezler Butler y Ozzy Osbourne vuelvan a tocar juntos como Black Sabbath. La expectación ante el buen negocio que puede resultar un regreso de ese calibre es muy grande, y por eso los medios de comunicación suelen preguntar a menudo a los protagonistas sobre qué pasará en el futuro sobre el tema.

La última noticia que tuvimos al respecto fue de la boca de Butler, que comentó que la reunión de Black Sabbath con Ozzy a la voz no podría producirse al menos hasta 2012.

Para retomar el "culebrón", en una reciente entrevista el Madman ha hablado de nuevo sobre el asunto sin despejar ninguna duda:

No tengo ni idea sobre si la reunión se producirá o no. Si ellos quieren llamarme, pueden hacerlo. Nunca digo nunca. Si funciona, bien. Si no, seguiré adelante. No sería el fin del mundo. No voy a coger un paquete de Kleenex para ponerme a llorar el resto de mi vida.

No menos interesante es la respuesta que dio Ozzy ante la pregunta: "¿Por qué es tan difícil para vosotros llegar a un acuerdo?":

Bien, ya no somos unos críos. No quiero que ellos hablen mal de mí ni yo quiero hablar mal de ellos. ¿Por qué tengo que volver a esa situación y ser infeliz si soy feliz ahora? Quiero decir, me encantaría crear un gran disco con Black Sabbath. Me gustaría conseguir el crédito que merecemos. Al mismo tiempo, la presión sería muy intensa. Puedo llegar mañana y hacer un disco con ellos, pero el resultado no necesariamente tiene que ser algo de lo que pueda enorgullecerme.

La cuestión, por tanto, está bastante clara: Ozzy quiere que se produzca la reunión, aunque no esté seguro de que haya la química necesaria como para hacer un gran disco. Sobre el resto hay que decir que no se han mostrado reacios ante la posibilidad, pero parece que tienen otras prioridades en sus respectivas carreras antes que volver a tocar como Black Sabbath.

¿Qué opináis vosotros?