En caso de tiburón, AC/DC al rescate

Steven Spielberg en Jaws y muchas otras películas se han encargado de hacernos temer al gran tiburón blanco desde hace años. Sin embargo, esas terribles fauces no nos asustarán tanto gracias al descubrimiento que han hecho unos científicos australianos.

Matt Weller, que véis posando en el montaje de la derecha, se dedica a acercar a los turistas lo máximo posible a los tiburones en esas típicas jaulas que tanto hemos visto en documentales. Para reducir el riesgo que supone meterse en el agua junto a un animal que actúa por instinto, Weller empezó a colaborar con un equipo de científicos para indagar en su comportamiento y casi por casualidad descubrieron que la música de AC/DC calma a los escualos.

Entre los grandes hits del fondo marino encontramos a "You Shook Me All Night Long" y una acertada "If You Want Blood". Al parecer, las bajas frecuencias sonoras atraen a los tiburones y los riffs de Angus Young han resultado ser muy efectivas para sosegar a los tiburones.

Aunque seguirán haciéndose más investigaciones para obtener datos más fiables y extensibles también a otras especies de tiburón, esta estrategia sonora puede sustituir mecanismos más tradicionales de atraer a los tiburones; por ejemplo, el rudimentario choque de cocos huecos debajo del agua o el peligroso olor de pescado sangrando, que más que tranquilizar altera su comportamiento.

No discuto el trabajo que están haciendo los científicos, pero me gustaría saber si la sensación que causan estas bajas frecuencias en los tiburones es de calma o, por el contrario, de aturdimiento. En cualquier caso, si navegáis más allá de las costas de Internet, no olvidéis llevar la discografía de AC/DC y un buen sistema amplificador para ponerla a tope. Quién sabe, a lo mejor de aquí a unos años los pescadores usan "Highway To Hell" para pescar.