Live: Lia Ices, Friendly Fires, Bat for Lashes

¡Por fin es viernes! Y al son de este grito que seguramente muchos están profiriendo ante la perspectiva de un fin de semana libre, de descanso y fiesta, terminamos esta semana en Cuchara Sónica presentándoles las actuaciones en vivo de diversos artistas en todo el orbe, pues definitivamente no hay mayor placer que escuchar una buena canción en vivo.

Comenzamos con una novel artista salida de Nueva York que lleva por nombre Lia Ices. Esta mujer tiene una carrera relativamente corta pues apenas en el 2008 debutó con su primer larga duración, al que le siguió su más reciente placa, Grown Unknown, editada en este 2011 y en la que contó con la colaboración de Justin Vernon de Bon Iver.

La cantante fue invitada por la gente de Yourstru.ly para realizar una sesión en vivo con ellos desde San Francisco. Así, podemos verla interpretar uno de los temas de su segunda producción titulado "Ice Wine", perfecta introducción para su épico pop experimental de letras amorosas y de inspiración mitológica, interpretadas por una voz de ensueño que seguramente les recordará a gente como Tori Amos o Natasha Khan de Bat for Lashes.

Otros que también andan por los terrenos del segundo disco son los Friendly Fires, quienes apenas hace unas semanas editaron su más reciente placa bajo en nombre de Pala, con el cual han recibido muy buenas criticas gracias a temas como "Blue Cassette", en la que demuestran su buen uso de los sintetizadores y su capacidad para el baile. La banda presentó esta melodía como parte de su actuación grabada para el show de Jimmy Kimmel y disponible gracias a la magia del internet:

Hablando de Bat For Lashes, Natasha y su banda se presentaron el fin de semana pasado en el Sydney Opera House como parte del Festival Australia Vivid. Además de tocar algunos de sus éxitos, la cantante se hizo acompañar de un cuarteto de cuerdas para interpretar una canción nueva, que probablemente será parte de su tercera producción discográfica, todavía sin nombre o fecha de salida. Y aunque el vestido definitivamente es más elegante de lo que le hemos visto a esta cantante anteriormente, la melodía sigue el mismo camino evocador y electrónico de previos intentos.