Reseña: Beyoncé – 4

En la portada de 4, el cuarto álbum de su carrera, Beyoncé posa vestida como una de las bailarinas plumíferas que acompañan a Kanye West en los videos musicales y presentaciones en vivo de las canciones de su última placa de estudio, My Beautiful Dark Twisted Fantasy (2010), una de las obras cumbres del pop urbano con percusiones tribales y sampleos vocales ancestrales. Sin embargo, cuando uno escucha el disco, no llega a encontrar casi ningún tema comparable a “Run The World (Girls)”, el sencillo que utilizó un sonido similar a ese para promocionarlo en instancias previas a su lanzamiento.

Quien es engañado por aquella canción, más tarde descarta completamente la teoría de que la cantante se colgó del rebufo del rapero, pues llega allí y se encuentra con un aluvión de baladas. ¿Dónde está Sasha Fierce? Murió. Poco tiempo después de editada su primera colaboración con Lady Gaga, una nueva versión de “Video Phone”, declaró a la revista Allure que asesinó a su alter ego, la protagonista conceptual de los momentos salvajes de I am… Sasha Fierce (2008). “He crecido y ahora soy capaz de ser una sola”, aseguró.

En este caso, todo eso no debería ser necesariamente algo malo: los lentos de Beyoncé tienen un encanto que puede hacerlos rendir buenos resultados durante los momentos melancólicos de todo disco pop, ya sea por la humanidad y la intimidad de sus letras, la elegancia de la arquitectura del sonido o la sutileza con la que se encuentra atenuado el elemento sexual de su música. El problema viene cuando la sucesión de una gran cantidad de material en calidad de balada convierte al disco en un letargo y los intentos de volver al ruedo en cuestiones rítmicas fallan.

En reiteradas ocasiones, las cosas salen bien: en “1+1” y “Rather Die Young”, la cantante acompaña transgénicas piezas de rythm and blues con algunas de las interpretaciones vocales más sobresalientes de su carrera. En otras (como “End Of Time” o “Countdown"), su ya unificada personalidad se encierra en canciones movidas que no llegan ni a pisarle los talones a algunos de sus anteriores éxitos. Es así que el ya citado "Run The World", que es sin dudas uno de los himnos de este año, es una canción inigualable que se presenta como el último track.

Al revisar el booklet, no sorprende que en los temas que componen aquella primera categoría esté acreditado un plantel en el que podemos encontrar a The-Dream y a Luke Steele (de Empire Of The Sun), y en los segundos a otros como Ryan Tedder, Diplo y Switch. Lo que sí lo hace es el hecho de que la canción que contó con la autoría de Kanye ("Party", donde colabora Andre 3000) esté dentro de la larga lista de cosas que quedaron a medias.

5/10

Fecha de lanzamiento: 24/06/2011
Discográfica: Sony Music
Compra el disco: Amazon
Tres canciones destacadas: "Run The World (Girls)", "Rather Die Young" y "1+1"