Entrevista: Wild Beasts y la eterna contradicción humana

Hace un par de años la fama de Wild Beasts literalmente explotó a nivel mundial luego del lanzamiento de Two Dancers, un álbum que les dio miles de reconocimientos y que fue el comienzo de un largo trabajo que prácticamente no ha terminado pues, en vez de irse a su casa a dormir en sus laureles, al terminar de promocionarlo el grupo prefirió regresar al estudio y sacar cuanto antes otra placa. El resultado fue Smother, disco editado el pasado 9 de mayo y en el que la banda continúa desarrollando y cambiando su sonido con base en la elegancia y el minimalismo.

En un largo día de entrevistas, producto del que definitivamente ha sido un año muy exitoso luego de la salida de su nueva producción, tuvimos la oportunidad de platicar con Hayden Thorpe, uno de los vocalistas de la banda, sobre su proceso de composición, la incomodidad del éxito y su próxima y muy esperada (por ambas partes) visita a Latinoamérica y más exactamente México, país en el que la banda se presentará por primera vez el próximo octubre como parte del Festival Corona Capital.

Cuchara Sónica (CS) - Cuéntanos un poco sobre su proceso de composición. ¿Escriben de manera conjunta o hay alguien que siempre llega con una idea o un riff de guitarra para partir de ahí y ponerse a trabajar?

Hayden Thorpe - Realmente no hay reglas fijas, tendemos a trabajar de manera bastante fluida. A veces llego con una idea para presentársela al resto del grupo, a veces es Tom el que trae una nueva propuesta y a veces trabajamos de manera conjunta y la inspiración surge de los cuatro. Hemos decidido estar abiertos a nuevas maneras de trabajar, realmente me gusta que no tenemos ninguna guía o método. Y esto es sobre todo porque hay un acuerdo tácito entre nosotros, que es realmente valioso, casi como una superstición, sabes… Es como una especie de hechizo mágico que no queremos romper tratando de entender cómo funciona, así que no hay un proceso como tal. De hecho, pienso que si lo hubiera significaría que estamos demasiado cómodos, y creo que lo peor que podría pasar es que nos sintiéramos demasiado cómodos.

CS- ¿Así que más bien tratan de desafiarse ustedes mismos?

HT - Absolutamente, siempre tratamos de evadirnos, porque sólo de esa manera podemos salir con algo bueno, a veces incluso con algo que ni siquiera sabías que estaba ahí.

CS- ¿Fue por esta idea, la de desafiarse a ustedes mismos, que tomaron la decisión de ir a Wales a grabar el álbum? Por lo que sé estaban solos y alejados de todo, ¿era ésta la intención?

HT - Sí, creo que era importante. Sabes, Londres está sofocado de bandas, es como dicen, que no puedes salir a la puerta de tu casa sin tropezarte con un músico. Y yo lo encuentro un poco sofocante y de poca ayuda en realidad.

CS- ¿No te puedes concentrar ahí? Me imagino que debe ser difícil…

HT - No, de hecho no puedo. De hecho, creo que lo maravilloso de escapar a un lugar en medio de la nada es que ganas un poco de perspectiva, entiendes cuál es tu lugar en el gran estado de las cosas, que eres una pequeña parte de todo, no hay espacio para el ego o la prepotencia o sentirte demasiado parte de una escena, no hay quien te de una palmada en la espalda. Y eso es algo que realmente me gusta, alejarme y ganar esa perspectiva, creo que es de mucha ayuda.

CS- ¿Crees que el haber estado alejado de todo, en un lugar que además creo puede ser un poco deprimente, afectó de algún modo el humor de la grabación?

HT - Absolutamente, es el clásico asunto de ir contra la corriente. Si estás en un lugar muy deprimente lo que vas a querer hacer es escribir algo muy alegre y estrafalario… De hecho, este disco fue escrito en un sótano, en un edificio de concreto en Londres. Y para mí la música suena más exuberante, más salvaje, más representativa de la zona montañosa en la que crecimos que nunca, es una especie de reacción en contra de lo que te rodea… Mi madre es australiana y cada vez que voy a visitar a mi familia allá pienso: ‘yo no podría hacer música aquí’, porque es demasiado bello, demasiado idílico, tanto que seguramente haría música demasiado aburrida.

CS - Hablemos de las letras. ¿Te inspiras en experiencias personales, en las experiencias de otras personas, o es una mezcla entre esto y la inspiración que te dan los libros y la música?

HT - Las letras son verdades auto-editadas: revelas lo que quieres revelar. Y yo siempre trato de sugerir sin revelar demasiado de lo que en realidad se trata el tema. Y hablando de otras personas, otras canciones, otros poetas y escritores: sus palabras entran lentamente de modo que encuentras pequeños extractos de ideas en las que te reflejas; así que de cierta manera estás construyendo una estructura que refleja más o menos lo que eres o lo que quieres ser a partir de ciertas palabras sacadas de películas o libros, incluso de cosas un poco tontas como telenovelas. De nuevo, no hay un método fijo, y a menudo me olvido de dónde vinieron las cosas porque trabajamos de manera tan intensa y con tanta atención a los detalles que es imposible acordarte de donde salieron, pero es sólo parte del proceso. Creo que es importante este sentimiento de siempre estar atento a lo que te rodea y tener ganas de escribir, eso es lo que te hace querer levantarte por las mañanas.

CS - ¿Escribes mientras estás de gira? Porque parece que no han parado de tocar en los últimos tres años.

HT - Sí, por supuesto que escribo algunas cosas mientras estamos de gira. Sólo notas, me parece importante, como una manera de documentar. Y es que como dices, cuando has estado por todo el mundo, pero sólo te quedas en cada lugar por unas horas, es parte de tu naturaleza humana tratar de atar cabos y mostrar todas estas cosas que estás viendo, pues cuando llegas a casa realmente no puedes compartir esas cosas e ideas con la gente que quieres, porque simplemente no puedes explicarlas. Prácticamente estás tratando de documentarlo para ti mismo: algunos lo hacen tomando fotografías o haciendo imágenes, yo lo hago a través de notas.

CS - Hablando de las letras, y pensando en que tú y Tom comparten las vocales, me preguntaba si los temas que cantas siempre son los que tú escribes y si lo mismo pasa con Tom, es decir, ¿siempre canta lo que él escribe?

HT - Generalmente así es: yo canto lo que escribo y Tom canta lo que él escribe. Sobre todo porque trabajamos dentro de un rango en el que existe una línea muy delgada entre lo que es de buen gusto y lo que es de mal gusto, lo que es fácil de decir y lo que no es fácil de decir; de ahí que la manera en que actuamos y las diversas formas que escogemos para decir esas palabras son realmente importantes… Por ejemplo, yo tiendo a cantar cosas que suenan en mi voz bastante exuberantes, pero si las pusieras en la voz de Tom, que es un poco más varonil, sonarían demasiado exageradas. E igualmente, Tom puede cantar cosas preciosas en su voz, pero si las pones en la mía sonarían, de nuevo, demasiado exageradas. Así que es básicamente un balance, el contrarrestarnos el uno al otro.

CS - Parece haber una opinión generalizada sobre el hecho de que ustedes suenan prácticamente perfecto en vivo, de ahí que me preguntaba si de hecho tienen en mente sus conciertos cuando están escribiendo en el estudio o si esto realmente no cruza por su mente a la hora de grabar.

HT - No, absolutamente no, nunca pensamos en los conciertos cuando estamos escribiendo. Para mí los recitales son algo secundario, en el hecho de que los conciertos son algo muy breve, una manera extraordinaria de mostrar (tu música) brevemente, pero los discos duran para siempre. Así que no puedes diseñar algo que está destinado a durar poco y pensar que puede durar para siempre. Más bien en vivo lo que tratamos de hacer es capturar el espíritu y el sentimiento de la canción de la mejor manera posible. Y la verdad es que es un proceso muy fácil porque no hay trucos de estudio (en nuestros discos), somos nosotros los que creamos el sonido y las diversas partes, así que no es tan difícil.

CS - Para mí, si comparas el sonido de Smother con el de sus anteriores producciones, parece que en este álbum decidieron dejar todo aquello que no necesitaban en el camino y abrazar un sonido casi, casi minimalista…

HT - Creo que estás en lo correcto, creo que, conforme fuimos avanzando, nos fuimos sintiendo fascinados por las cosas simples, nos dimos cuenta que la verdadera habilidad para escribir música pop está en provocar un máximo impacto con la menor cantidad de elementos.. Y esa es la parte difícil… Es una habilidad, sabes, el darte cuenta que sólo necesitas dos tomas para decir lo que quieres decir en vez de cinco, es una habilidad.

CS - He estado leyendo algunas entrevistas que han dado sobre Smother y ustedes parecen mencionar mucho la parte sexual de este disco. Pero para mí el álbum no es tanto sobre pasión o lujuria sino del momento en el que el amor se convierte en algo tan grande, tan difícil de soportar, que la única manera de seguir adelante es hacer algo muy malo para contrarrestar esto. ¿Tú qué opinas?

HT - Creo que así es. Lo que tratamos de hacer con esta placa es que fuera tridimensional en su lectura… puedes amar a alguien pero aún así puede no gustarte; o hacer algo horrible por buenas razones y viceversa. Creo que se trata de ser más humano y eso le dice todo a la gente... Muchas canciones hablan de este amor al estilo Hollywood, sabes, ese con un final feliz, y yo no creo que este tipo de amor realmente exista en la naturaleza humana, porque los humanos son criaturas hipócritas y complejas… Así que creo que estás bien, Smother es una declaración sobre “cuando tienes demasiado de algo bueno”. Por ejemplo, el arte de la placa muestra plumas y es una referencia directa a (el mito de) Ícaro, la idea de quemarte por volar demasiado cerca del sol, de los problemas que causa el querer algo, esta idea de “ten cuidado con lo que deseas”, todo esto es parte de la dinámica en la que queremos trabajar.

CS - Ahora que mencionas el arte de su disco y hablando de la parte visual, sus videos parecen ser muy apegados a su música y reflejarla bastante bien, en el sentido de que son muy contenidos y no parecen mostrar una historia sino sólo pequeños momentos de algo. Por ello me preguntaba si de hecho ustedes deciden con respecto a sus videos y la parte visual de su música, si de hecho se involucran en esta parte.

HT - Para mí los videos son algo muy difícil, de hecho, son la parte más difícil del trabajo, porque son la declaración más pública de quién eres como banda y de qué se tratan sus canciones. Y yo no quiero que la gente sepa de qué se tratan las canciones o quiénes somos nosotros, para mí eso es algo secundario. Creo que guardar el misterio y dejar volar la imaginación es algo muy importante dentro de la música. Sí nos involucramos, pero es muy difícil, de hecho, puedo decir que no estoy feliz con ninguno de nuestros videos.

CS - ¿De verdad? Porque para mí son bastante buenos.

HT - Es que, creo que esto se debe a que somos maniáticos del control, nos preocupamos mucho. Pero al final del día no somos capaces de tomar una cámara y hacer algo decente por nosotros mismos. Así que tenemos que entregar el poder y eso es algo con lo que personalmente me cuesta mucho vivir, es un problema que tengo por ser un gran testarudo.

CS - Continuando con la parte visual, estuve viendo fotos de prensa y ustedes no parecen sonreír mucho. Y me preguntaba si esto se debía a que no se sienten muy cómodos con la parte de la “fama” que rodea a la música.

HT - Mh… Bueno, no es que no me sienta cómodo cuando alguien me toma una foto, es más bien que para mí esto no es lo más importante del trabajo, sabes. También creo que no necesariamente debemos escudarnos detrás del ego; creo que mucha de la música que escuchamos hoy en día está demasiado guiada por la bravuconería, es casi como que la manera en que alguien luce viene antes que la manera en cómo alguien suena, y nosotros estamos tratando de evitar que eso nos pase... Hemos estado en la banda desde que éramos adolescentes y creo que uno de nuestros grandes recursos y también uno de nuestros grandes peligros es la habilidad que tenemos para ser sumamente tercos, y si algún fotógrafo te pide que sonrías, lo último que quieres hacer es sonreír, más bien quieres decirle ‘vete al carajo’.

CS - O déjame en paz.. .

HT - Exacto. Pero creo que estás en lo correcto, en nuestras fotos podemos parecer demasiado serios por no sonreír, pero creo que en nuestra música aparece nuestro sentido del humor y nuestra conciencia, creo.

CS - ¿Es importante para ustedes mantener contacto directo con sus fans? ¿Leen algo de lo que se escribe de ustedes en las diferentes redes sociales o realmente no se meten mucho en eso?

HT - Tengo que admitir que tengo el placer culpable de checar YouTube para ver lo que la gente está escribiendo sobre la banda y a veces es casi como un asunto sado-masoquista en el sentido de que sigo buscando y buscando y buscando hasta que encuentro algo insultante, entonces casi salgo corriendo. Y es que creo que esto como que me fortalece, me hace enojar tanto que lo que quiero es probar que están equivocados. Es una sensación extraña…

CS - Sé que van a venir a México el próximo octubre, para un festival. Esta es su primera presentación en Latinoamérica, ¿es correcto?

HT - Sí, es fabuloso.

CS - ¿Cómo se sienten respecto a este concierto? ¿Han escuchado algo sobre el público mexicano?

HT - Sabemos que hay un gran público para la escena indie en México. Diría que el espíritu de mis bandas favoritas, como The Smiths o The Cure, es un espíritu que coincide con el de la gente de México. Esa es mi visión, tal vez un poco romántica, de que la gente entiende un poco del espíritu oscuro de mis artistas favoritos. Pero estamos muy emocionados por ir a México, de hecho es la fecha que más nos tiene emocionados de esta gira… Para nosotros es alucinante saber que hay gente en México que escucha nuestra música, es un gran sentimiento.

CS - ¿Hay posibilidades de que visiten Latinoamérica en algún punto?

HT - Absolutamente, si en algún punto se da la posibilidad, estaremos totalmente emocionados de tomar la oportunidad.