Kings of Convenience en México

Los Kings of Convenience no son una banda convencional en muchos sentidos. Además de tener una estética demasiado relajada para oídos poco atentos, el grupo es tan lento como sus canciones en asuntos de promoción pues, si bien han visitado prácticamente todo el mundo en más de una ocasión, sus giras no son tan frecuentes como todos quisiéramos, pues muchos hemos tenido que esperar al menos tres o cuatro años para que inicien un nuevo recorrido.

Por eso yo sé que esta noticia les va a encantar a todos los fans del grupo (y si todavía no lo son, yo no sé que esperan para correr a comprar sus discos). Y es que el día de ayer se anunció, de manera un tanto cuanto sorpresiva, que el grupo regresará a México para presentarse por segunda ocasión aquí, luego de haber debutado en el 2007 con dos un poquito accidentados pero sinceramente maravillosos conciertos en el Polyforum Siqueiros.

Desgraciadamente (o afortunadamente para aquellos que se los perdieron la vez pasada) esta vez el foro será un poquito más grande. El dúo noruego actuará en esta ocasión en el José Cuervo Salón de la Ciudad de México el próximo primero de noviembre a las 21:00 horas. Los boletos ya se encuentran a la venta a través de Ticketmaster con un costo de 400 pesos más cargos.

Hay que decir además que la banda no sólo se presentará en la capital mexicana, pues esta vez han decidido ir a Guadalajara para realizar un concierto en el Teatro Estudio Cavaret el 4 de noviembre. Las entradas para este evento tendrán un costo de 350 pesos, sin embargo, todavía no están disponibles.

Recordemos que la banda vendrá a promocionar a México su más reciente producción, Declaration of Dependence, editada en el 2009 y con la que la que los noruegos regresaron un poco al sonido minimalista y acústico de su primera producción, sin dejar de lado las influencias más recientes como la bossanova e incluso un poquito de pop. El grupo incluso preparó muchos de estos temas en México, país que de hecho ocupa, junto con ellos, la portada de la producción y al que la banda, especialmente Erlend, le tiene mucho cariño pues aquí incluso ha grabado los dos discos que ha editado con su otro proyecto, The Whitest Boy Alive. En fin, que para mí este es un concierto imperdible y la verdad es que no puedo esperar a que llegue noviembre. Mientras tanto, seguiremos esperando para ver si hay más confirmaciones respecto a otros lugares de México y Sudamérica, donde yo sé que también los están esperando con muchas ansias.