Reseña: The Horrors – Skying

Para entender a The Horrors, además de saber que hacen un estilo post-punk que mezcla lo alternativo con, en oportunidades, el estilo gótico (sí, así como se leen), hay que tener claro que la mayoría de sus integrantes, sobre todo Rhys Webb, Faris Badwan y Tom Cowan, quienes son los amigos que terminaron formando la agrupación, tenían un gran interés por dos estilos musicales: el garaje de los 60s y la música oscura de la misma época. Teniendo esto en cuenta se puede entender por qué la agrupación se llama como se llama, tiene el look que tiene y eligió los pseudónimos que eligió.

Lo mejor que hace esta agrupación es mezclar los sonidos de todas esas viejas bandas misteriosas precursoras y sacar algo que logra llamar muchísimo la atención junto con una lírica que, por momentos, está llena de interesantes frases. The Horrors nació en Southend, Inglaterra, hace seis años y si bien lograron causar mucha curiosidad no sólo por su música sino también por la vestimenta, los apodos y el arte que giraba alrededor de la agrupación que acompañaba su música "oscura", nadie sabía dónde terminarían ni dónde se dirigían pero, después de este tiempo parecen haber encontrado un interesante rumbo y un sonido propio cosa que, como sabemos, en muchísimas oportunidades es para muchos imposible.

Strange House, su primera producción que fue lanzada en el 2007, se sintió rara. No mala, sino rara. Era un disco conceptual que logró llenar las expectativas y logró levantar un hype importante entorno a una banda de post-adolescentes que prometía. Cuando llegó Primary Colours había mucho, muchísimo, que demostrar. Este disco, que llegó en el 2009, tenía un aire muy melancólico pero, al mismo tiempo, mantuvo ese oscurantismo y euforia con el que habían nacido.

Y así es como llegamos a Skying que, en un primer momento, no me terminaba de convencer pero que no quería que así fuera. "En muchas oportunidades la primera escucha no me resultó interesante de muchos discos que, más tarde, terminaron siendo mis favoritos", pensé. Quise darle más oportunidades y, aunque no tenía tantas ganas, le seguía dando play a mi reproductor. Menos mal que así fue, porque después de haberlo hecho unas cuantas veces llegué a la conclusión que Skying es un gran avance en su carrera. Tanto que podría decir que The Horrors es una de las agrupaciones más importantes que hay dando vueltas no sólo por el sonido que lograron crear a través de estos años de evolución sino también a la poesía de sus letras.

El juego se abre con "Still Life" que fue el primer single de Skying que, básicamente, se trata de un tema excepcional. ¿Por qué? Porque aquellos que no hayan escuchado anteriormente a The Horrors se enamorarán con la canción. Simple pero, al mismo tiempo, con todo lo necesario para poder meterse en nuestro cerebro y quedarse ahí dando vueltas unos días llamándonos la atención. Diciendo "aquí estoy". Sintetizadores, un órgano angelical y un bajo que marca el ritmo constantemente. Hasta algo de britpop (no, no se puede escapar a los orígenes) que, por momentos, me hacen recordar a Stone Roses con el Monkey Man a la cabeza.

"Changing The Rain" abre la producción de una manera correcta con ritmos tribales hasta que llega Joe Spurgeon con una batería muy funk que vale la pena escuchar con detenimiento y desgranar. Pero la cosa continúa con "You Said" y algo de amor por el que Faris implora: "You gotta give me love, you gotta give me more". Por momentos los sintetizadores y las guitarras psicodélicas toman el protagonismo como sucede en "I Can See Through You" mientras que, en otras oportunidades, aparecen raras trompetas que nos harán pensar que estamos ante una obra clásica, como sucede en "Endless Blue".

Una de las obras de arte que lograron crear en Skying es, sin lugar a dudas, "Moving Further Away". Este track mezcla lo mejor de The Horrors. Los sintetizadores voladores, el groove único que sólo ellos saben crear, una base de batería magnífica que acompañará durante toda la canción para, modificarse por momentos pero sólo para darle ese toque horroresco. Si a todo eso lo metemos en una licuadora junto con la voz de Badwan lo que saldrá es la masterpiece de la producción.

9/10

Hay que tener algo muy claro. Skying, de las tres producciones que lanzaron los chicos de The Horrors*, es la primera que ellos mismos produjeron. ¿Qué significa esto? Que hubo absolutamente cero influencia que proviniera desde fuera de la agrupación. En muchas oportunidades esto es una gran contra pero, en muchas otras -y esta es esa ocasión-, esta es una gran elección que les permite a los integrantes de la banda conectarse como nunca y generar sonidos únicos desde la base.

Esto es The Horrors, agrupación que junto con Arctic Monkeys, están marcando el sonido de una generación.

Fecha de lanzamiento: 11/07/2011
Discográfica: XL
Compra el disco: en la página del grupo.
Tres canciones destacadas: "Still Life", "Moving Further Away", "Dive In".