Vampire Weekend y la modelo terminan la larga novela de juicios

El problema de Vampire Weekend y la modelo que usaron para ilustrar la portada de Contra, su última producción, viene hace ya muchísimo tiempo y muchos de nosotros estamos cansados de ver cómo esta mujer quiere sacarle dinero a la agrupación cuando sabemos que si alguien tiene la culpa es el que les vendió la captura a los neoyorquinos.

La mujer es Ann Kristen Kennis y, hace un tiempo, denunció a la banda porque había usado su fotografía sin su permiso. Lo que ellos contestaron fue que esa captura se la había vendido el fotógrafo original que, aparentemente, resultó que no era dueño de ella. Ahí fue cuando comenzó el inconveniente.

Kennis quería nada menos que US$2 millones ya que la fotografía había sido usado sin su permiso y, con ella, se había ganado muchísimo dinero. ¿Qué es lo que sucedió a continuación? Vampire Weekend emitió una orden contra el fotógrafo Tod Brody diciendo que la culpa la tenía él. Ella incluso asegura que esa fotografía ni siquiera la había tomado Brody. Un verdadero lío tremendo.

Sea como sea ahora las cosas parecen haber terminado porque el sello de la agrupación arregló con Kennis pero por fuera la corte sin siquiera haber llegado a juicio. El monto no lo revelaron pero probablemente habrá sido una suma más que considerable.

Eso sí, la orden contra Brody que emitió Vampire Weekend todavía está pendiente y el fotógrafo se está representando sólo después que los abogados que tenía declararon que el hombre no les pagó sus honorarios. Parece que todo demuestra que la culpa la tiene originalmente este hombre aunque, como sucede en todo el mundo, hay que esperar a que se emita finalmente una declaración de la justicia.