Freddie Mercury en cinco momentos musicales

Es una idea propia de aquellos que han estado en el periodo adulto de su vida por muchos años creer que todo tiempo pasado fue mejor. Esto por supuesto tiene uno de sus máximos ejemplos en la música, pues es inevitable, conforme uno crece, el considerar que los nuevos talentos son simplemente copia de lo mejor de épocas pasadas, débiles intentos de emular a los verdaderos maestros de este arte.

Y lo cierto es que, aunque no compartamos esta opinión, a veces es inevitable comparar el antes con el ahora y preguntarse porqué hoy en día no existen exponentes de la talla de Freddie Mercury, una de las pocas personas a las que la palabra "artista" le quedaba como anillo al dedo, pues el cantante de Queen no sólo fue un vocalista excepcional sino un show man en toda la extensión de la palabra.

El día de hoy, 5 de septiembre, se cumplen 65 años del nacimiento de este revolucionario de la música, y qué mejor manera de celebrarlo que recordar cinco momentos musicales en la vida de este gran músico. ¿Me acompañan?

"We Will Rock You"

Bautizado con el nombre de Farrokh Bulsara, Freddie se inició en la música a muy temprana edad. A los siete años comenzó a tomar lecciones de piano. A los 12 formó su primera banda, The Hectics, con la que realizó covers de gente como Little Richard. Según él mismo, nunca tomó lecciones de canto; si fue verdad, es todavía más extraordinario su poder para llevar la melodía en su voz de manera tan única y el amplio rango vocal que alcanzaba. Amante de la ópera, Freddie llevó al escenario la teatralidad y el espectáculo, convenciendo hasta al ocupante del último asiento del estadio de que ese, y no otro, era el lugar donde debía de estar.

"Under Pressure"

Es de sobra conocido el hecho de que Mercury era una persona muy privada. Raramente concedía pocas entrevistas y siempre se empeñó en mantener su vida personal alejada del ojo público. Sin embargo, cuando subía al escenario emergía una personalidad totalmente diferente. Un vestuario extravagante y pantalones ajustados lo acompañaban en sus correrías por el escenario mientras bailaba, brincaba y tomaba al público en la palma de su mano, obligándolo a acompañarlo de principio a fin. Por supuesto si a esto le sumamos a sus muy talentosos compañeros, quienes junto con él crearon algunas de las canciones más importantes del rock, tendremos como resultado que los conciertos de Queen eran una experiencia imperdible. La magia era tanta que incluso a la lejanía y en video es imposible no emocionarse con semejante talento.

"Somebody to Love"

Aunque la historia de Freddie está irremediablemente unida a la del resto de sus compañeros de Queen, el músico también realizó algunos intentos solistas, aunque siempre a la par de su trabajo en la banda. El cantante editó el primero de varios discos en solitario en 1985, realizó colaboraciones con la cantante de ópera Montserrrat Caballé e incluso cantó algunos temas con Michael Jackson que nunca fueron editados pero que se dice pronto podrían ver la luz. Además, por supuesto, está el hecho de que el intérprete fue el responsable de muchos de los temas más famosos de Queen como esta canción, en la que el músico y su banda realizaron las voces tipo gospel que fueron reproducidas hasta el infinito en el estudio para crear el efecto de un coro. Un solo de guitarra combinado con una pregunta al cielo y el anhelo del amor cierran este gran tema, personalmente uno de mis favoritos.

"Crazy Little Thing Called Love"

Freddie comenzó su aprendizaje musical en el piano. Aunque podía tocar la guitarra, no lo hacía tan bien como en este instrumento, de ahí que el músico componía la mayoría de sus temas con la ayuda de las teclas y no de las cuerdas. De hecho, muchos de los temas más famosos de su banda incluyen este instrumento, que posteriormente encontraría su lugar al lado de los sintetizadores en los discos de la agrupación. Sin embargo, existen excepciones. Cuenta la leyenda que esta canción nació en cinco minutos que Freddie tuvo en el estudio y que la hizo no con el piano sino con la guitarra, lo que él consideraba algo bueno pues, al no tener mucho rango de acción, se vio obligado a escribir lo mejor que pudo dentro de las limitaciones que le daba el instrumento. Pero tal vez por eso, esta es una excelente melodía.

"Bohemian Rhapsody"

Como ya dijimos, muchos de los temas más famosos del grupo fueron de hecho responsabilidad de Mercury, entre ellos está el que creo podemos considerar como el tema más famoso de Queen y uno de los grandes clásicos del rock. El músico de hecho compuso la melodía en su casa y, en palabras de Brian May, estaba prácticamente formada en la cabeza del músico antes de que el cuarteto entrara al estudio. Una parte de rock, una parte de balada, una parte de ópera, todo grabado en diferentes secciones y capas sincronizadas. Cuenta la leyenda que May, Mercury y Taylor cantaron sus partes por entre 10 y 12 horas diarias para poder grabar el gran coro que adorna la canción, que por cierto es considerada como el sencillo más caro de la historia. Además, vino a demostrar que el formato de tres minutos de la radio no necesariamente está probado y comprobado y que canciones más largas pueden triunfar por igual en nuestros oídos y las listas de éxitos. Finalmente, es ciertamente difícil seguir (y tal vez entender) algunas de las partes, pero este tema es sin duda una delicia para intentar cantarla con toda la fuerza de tus pulmones.