New Order se reúne sin Peter Hook

Aunque la más reciente placa de New Order salió en el 2005, eso no significa que desde entonces no hayamos tenido noticias de esta banda, pues, además de sacar algunos nuevos proyectos como la edición de un DVD en vivo, la reedición de cinco de sus discos y otras linduras, la banda se ha (y nos ha) mantenido ocupada con una épica pelea en la que se intenta decidir quién es más New Order.

Todo comenzó cuando Peter Hook anunció que la banda se separaba. Por supuesto esto molestó al resto de sus compañeros, especialmente porque para ellos el proyecto sigue vivo, con o sin Hook de por medio. Aunque las cosas se pusieron bastante feas, todo parecía haberse tranquilizado y estar en buenos términos. Hasta ahora.

Y es que resulta que se acaba de anunciar el regreso del grupo para dos conciertos benéficos en París y Bruselas, el próximo octubre, como parte de una iniciativa para ayudar al cineasta Michael Shamberg, quien está sufriendo de una seria enfermedad.
Así, la banda tocará el 18 de octubre en París y un día antes en Bruselas con la compañía de la tecladista y ex miembro del grupo Gillian Gilbert, además del bajista Tom Chapman, quien forma parte de la banda alterna de Sumner, Bad Lieutenant.

Lo importante del asunto es que Shamberg es un viejo conocido del grupo pues fue productor creativo de sus primeros videos además de ser un amigo que se encuentra en problemas financieros y por ello la banda siente que es su obligación ayudarlo. Y digo que es lo importante porque Hook todavía no ha hecho comentarios sobre esta reunión sin él, pero creo que se está cuidando de no hacerlos al ser esta una causa benéfica y supongo importante para él también. Es decir, es un asunto de buenas maneras y de ser políticamente correcto.

Ahora, al final del día, creo yo, es muy triste que las bandas no puedan permanecer unidas sin este tipo de peleas. Y la verdad es que, de cierta manera, yo estoy de acuerdo con Hook. Creo que ni siquiera bandas que son del tipo "yo y mi grupo de acompañamiento" como Smashing Pumpkins deberían conservar el nombre sin sus miembros originales, mucho menos un grupo de tres personas que colaboraban equitativamente en la vida de la agrupación.

Aunque también es cierto que, si él ya no quiere estar en el grupo, eso no significa que los otros dos no quieran. Pero creo que esas cosas se hablan atrás de los reflectores y con calma, no delante de ellos. Al final lo claro es que es una lucha de egos y que no se hicieron muy bien las cosas, por lo que habrá que ver en qué termina esta novela que realmente ha tenido momentos muy malos. Por lo pronto New Order se reúne. Esperaremos con ansia la llegada de octubre para ver qué tan bien salen librados de este nuevo reto.