Smashing Pumpkins no se separan

Pese a que así lo ha expresado, o parecía expresarlo Billy Corgan en recientes declaraciones, ahora el líder de Smashing Pumpkins dice que pase lo que pase, Oceania no decidirá el futuro del grupo. Como sabéis, Oceania es el título del nuevo trabajo que ya ultiman los americanos, un disco polémico ya que supone el retorno de la banda al formato tradicional, después de un tiempo publicando sus canciones en Internet en un trabajo que iba a contar con 44 canciones. Decimos iba porque aunque no se ha hablado de la cancelación de dicho trabajo, éste si que ha visto trastocada su publicación digital, con un nuevo disco que hace las veces de disco dentro de otro disco y que forma parte del mismo.

Smashing Pumpkins decían no haber logrado toda la expectación y atención necesarias para tener una idea clara de cómo continuar con su carrera, aunque ahora Corgan parece desmentir sus propias palabras. Se trata de una banda que no ha sabido venderse en los llamados nuevos formatos, y que podría compararse con el caso del último disco de Kaiser Chiefs, que también vieron truncada parte de su fama y de su buzz con un trabajo bastante flojo que fue publicado a través de Internet en un formato muy original.

Billy Corgan dice que queda Smashing Pumpkins para rato –al fin y al cabo, Smashing Pumpkins es Corgan— y que la prensa y los medios no deberían hablar de una separación de forma precipitada. También ha explicado lo que quería decir con sus anteriores declaraciones. Básicamente quería decir que si Oceania no tiene una buena recepción el grupo podría cambiar de dirección, pero en ningún caso separarse. Corgan tiene muchas ideas y proyectos en mente si eso pasa y dice estar deseando compartirlos con la gente. Aunque digo yo, si dichos proyectos son tan interesantes, ¿por qué no los incorporan ya a su música? ¿acaso son un segundo plato?