«Immigrant Song», el cover de Trent Reznor, Atticus Ross y Karen O ya tiene video

Hace apenas una semana Randal les presentaba el audio de "Immigrant Song", el primer sencillo de la banda sonora de la cinta The Girl With the Dragon Tattoo, compuesta por el líder de Nine Inch Nails, Trent Reznor, y Atticus Ross, quienes reclutaron para esta canción en específico a la vocalista de los Yeah Yeah Yeahs, Karen O.

Como seguramente saben, el tema es un cover al clásico de 1970 de Led Zeppelin, una banda que curiosamente no ha influenciado a Karen en lo más mínimo, según declaró en una entrevista reciente para The Sun:

"Me declaro en total ignorancia respecto a Led Zeppelin... Estoy totalmente en la oscuridad respecto a ellos. Esa es de hecho la razón por la que pude hacer lo que fuera necesario para cantar la canción. No tenía ninguna clase de respeto por el tema pues realmente no lo conocía. Ni siquiera sabía el nombre correcto cuando me preguntaron si quería grabarlo. Pensé que habían dicho 'The Pilgrim Song' y pensé '¿Qué es eso?'. Sí, es bastante vergonzoso".

Supongo que estas declaraciones le pueden parecer sorprendentes a los fans de Zeppelin pero realmente no todo el mundo tendría por qué ser fan o conocer a esta agrupación. En realidad, como bien dice Karen, yo creo que esto le ayudó a cantar sin tapujos esta versión mucho más dura, electrónica y distorsionada, en la que la intérprete además vertió toda la angustia que le provocó su regreso al estudio para la grabación, según declaró en la misma entrevista. El resultado tiene toda la personalidad de lo que le hemos escuchado a Reznor y sin duda es mucho más densa que la original.

El soundtrack, que cuenta con una duración de tres horas, ya está disponible en tiendas desde esta semana, de ahí que era el momento adecuado para comenzar la promoción visual del mismo. Por ello, sus productores decidieron estrenar el video oficial del primer sencillo este fin de semana, el cual viene del mismo director de la cinta, es decir, David Fincher.

El video no es otra cosa que un collage de imágenes misteriosas de partes de cuerpos, luces titilantes y líquidos en movimiento que parecen ir al ritmo de la música. El resultado es confuso y francamente nada divertido pues, aunque existe un poco de agresividad en las imágenes, todo el poder viene más bien de la canción, que no sólo se sostiene en los acordes de Treznor y compañía, sino en las vocales siempre llenas de actitud de Karen. Véanlo a continuación.