Jens Lekman ofrece algunos detalles de su nuevo disco

La última vez que escuchamos de nuestro sueco favorito, Jens Lekman, fue con la publicación de su más reciente EP, An Argument with Myself, una placa que según dijo él mismo contenía temas descartados de su nueva producción, la cual todavía no tiene fecha de salida pero de la que el músico ya ofreció algunos adelantos en un curioso post de su SmallTalk.

El músico utilizó una llamada ficticia en Skype entre el Jens de hoy y el que era cuando tenía 17 años para contarnos que se encuentra terminando las canciones de su nuevo disco, de las que grabará las últimas tomas el próximo mes y entonces estará prácticamente finalizado. Por lo que nos dejó saber en esta misma "plática", el nuevo álbum tratará nuevamente sobre el amor y sus consecuencias:

"(El nuevo disco) es sobre la época en la que acabas de salir de una relación y comienzas a aceptar lo que ha pasado y entender cómo lidiar con ello... Un día estás bien, el siguiente no y anhelas el momento en el que te sentirás bien de nuevo. Estás buscando un cierre y entonces te das cuenta que no existe tal cosa. No superas tu corazón roto, sólo aprendes a llevarlo con tanta dignidad como sea posible".

Así es que sí, el nuevo disco de Jens será sobre las tristezas de un corazón roto, una temática que el cantante ha tocado en miles de ocasiones en sus anteriores discos, aunque siempre combinándola con historias reales e inventadas de su vida y la de sus amigos. En el mismo mensaje, el músico también confiesa que por algún tiempo le preocupó que estas nuevas canciones fueran demasiado personales para que la gente pudiera entenderlas, pues eran más bien como una especie de diálogo consigo mismo. Sin embargo, al final parece que a pesar de todos los temas cumplen con su cometido.

En fin, pues parece que se acerca cada vez más el momento en el que podremos escuchar el nuevo disco de Jens Lekman, quien ya lleva casi cinco años haciéndonos esperar por su nueva producción. Ojala el 2012 sea finalmente el año en el que podamos escucharla.

Foto: Julien Bourgeois