Las mejores bandas de 2011

Estamos ya a una semana de terminar otro año y eso significa que ha llegado el momento de hacer un recuento de lo mejor y lo peor de este 2011. En este caso vamos a hacer un repaso por la mejores agrupaciones, las más famosas, las más relevantes, en suma, las bandas que estuvieron en oídos de todos en este año que termina. No hay números eso sí, aunque tal vez una que otra elección un poco controversial. Aclaro que uno de los puntos a considerar a la hora de hacer esta lista era que los grupos hubieran sacado producción en este año, por lo que tal vez hayan quedado afuera algunos que estuvieron sumamente activos durante los pasados 359 días pero no presentaron nada nuevo en el aspecto discográfico. ¿Me acompañan?

Wild Beasts

Sinceramente, para mí estos cuatros chicos de Kendall son la mejor banda de 2011. Claro que eso no significa que esta sea una elección puramente personal. De hecho, independientemente de mis gustos, es un hecho que los Wild Beasts han hecho todo lo necesario para estar dentro de este conteo. Veamos: primero que nada, sacaron uno de los mejores discos de este año, Smother, un álbum que si bien sigue los pasos de su también muy mencionado y nominado Two Dancers, muestra asimismo una evolución en su sonido hacia un estilo mucho más relajado y minimalista no por ello exento de emoción. La banda además ha tocado prácticamente en todo el mundo, mostrando su habilidad para reproducir su sonido en vivo de manera perfecta y tremendamente sensual. La crítica mundial se ha postrado a sus pies y la gran mayoría de las reseñas se desviven en elogios para esta agrupación. Por si fuera poco, causó todo un furor en las redes sociales el hecho de que no hubieran sido nominados nuevamente para el Mercury Prize. Finalmente, la banda ha conservado la cabeza fría y los pies en el piso a pesar de todos los elogios y parecen tener muy claro que su carrera y sus elecciones sólo les pertenecen a ellos, como bien nos lo hizo notar Hayden en la entrevista que nos concedió hace algún tiempo.

Arctic Monkeys

Los de Sheffield estaban saliendo apenas de la adolescencia cuando tomaron por sorpresa al mundo luego del lanzamiento de su primera producción, Whatever People Say I Am, That's What I'm Not. Desde entonces el grupo ha conseguido que medio planeta se rinda a sus pies con su rock frenético y guitarrero, el cual ha visto una evolución notable especialmente en sus dos últimos intentos. 2011 llegó diciéndonos además que Alex Turner es el nuevo rey Midas de la música, pues no sólo tuvo tiempo de crear un excelente álbum debut para su proyecto alterno, The Last Shadow Puppets, además se sentó a escribir otro grupo de buenas canciones para el nuevo disco de la banda, Suck it And See, un álbum en el músico mostró además que es capaz de ser ligero cuando así lo quiere, pero no por ello menos efectivo. Ciertamente, el alma de los Monkeys descansa en este cantante inglés quien, aunque recientemente aseguró que ya no es capaz de escribir un hit, lleva un lustro convenciéndonos de exactamente lo contrario.

Elbow

No meter a Elbow en esta lista hubiera sido una total injusticia con todo y que no son necesariamente la banda que "los jovenes quieren escuchar". Estos ingleses llevan más de diez años lanzando producciones consistentemente buenas y dando una vuelta de tuerca con cada nueva entrega, mostrando que no son las ventas sino la pasión lo que mueve a su música. Build a Rocket Boys! no tuvo una sola crítica mala en Metacritic, a nosotros nos encantó y a la banda le dio su segunda nominación al premio más importante de Inglaterra, el Mercury Prize. La agrupación ya llena estadios y se presenta en las primeras líneas de los festivales más importantes del mundo, sin embargo, todavía no alcanza las cabezas de cartel ni el ruido mediático de otras agrupaciones. Y lo curioso del asunto es que tampoco lo necesitan. Los de Manchester viven a su propio ritmo, con sus propias metas y sus propios sueños. Es el resto del mundo el que tiene que correr para alcanzarlos y sin duda la meta es satisfacción garantizada. 2011 nos demostró que Elbow tiene todo para pasar a la historia como una de las grandes bandas del rock. Punto.

Fleet Foxes

Aunque en el mundo del rock el folk siempre ha sido una influencia notable, es un hecho que no a todos les gustan los paisajes bucólicos y la melancolía de la guitarra acústica, pues para algunos las canciones lentas y de pocos instrumentos pueden incluso llegar a ser aburridas. Sin embargo, cuando tienes a una banda tan interesante como Fleet Foxes, es imposible no sentirte atraído por estas mismas características. La banda ha entregado dos discos tremendamente buenos, el último de ellos, Helplessness Blues, editado a principios de este año y en el que la banda no hace concesiones de ningún tipo, exigiendo al escucha poner toda su atención en sus delicados arreglos y tremendas vocales. Desde entonces la agrupación ha tomado por asalto programas de televisión, festivales y diversos foros para mostrar su arte, uno que no sigue corrientes ni modas sino su propia ambición.

Radiohead

Con cada paso que dan, los de Radiohead se alejan cada vez más de las estrategias de la industria discográfica, de los ritmos ya probados y la seguridad de lo conocido para meterse en un espacio alterno creado bajo sus propias reglas. 2011 demostró esto una vez más. Mientras todo el mundo estaba ansioso por saber la siguiente jugada del quinteto luego del "paga lo que quieras" que acompañó a In Ranbows y cimbró a la industria discográfica en el 2007; los ingleses preparaban calladamente su nueva producción, The King of Limbs, y nos daban sólo cuatro días para prepararnos antes de su lanzamiento. Desde entonces no hemos parado de hablar de ellos y todo parece indicar que no hay quien se atreva a decir una sola palabra mala acerca de estos muchachos. Puede que no entiendas muy bien su música, puede que extrañes muchísimo las guitarras de Greenwood, puede que te encante la vibra experimental, la electrónica o la odies. Lo que es un hecho es que Radiohead nunca dejará indiferente a nadie y que la banda ya está más allá del bien y del mal.

Coldplay

Sé perfectamente bien que esta elección será un poco controversial. Y es que, a diferencia de, digamos Radiohead, parece que no importa qué tanto se esfuercen Chris Martin y compañía, nunca dejarán de ser los sensibleros-cursis-robaestrofas a los que todo el mundo odia y ya nadie quiere escuchar. ¿Pero esto es realmente así? La banda no había terminado siquiera de promocionar Viva la Vida or Death and All His Friends cuando ya estaba de regreso en el estudio con Brian Eno, un nombre que dicho sea de paso produciría respeto si estuviera ligado al de cualquier otra agrupación, para preparar su nuevo álbum, Mylo Xyloto. El intento nuevamente ha polarizado opiniones, pues algunos han tomado la experimentación como simple ansia de dinero, otros no la han entendido y algunos más dicen que suena bien pero no tan bien como su primer disco. Al final, lo que tendríamos que reconocer es que esta banda tiene agallas, que le gusta experimentar, trabajar con quién le de la gana y disfrazarse de lo que mejor les acomode pero sobre todo, que trabajan con gusto. Así que, a pesar de todo, Coldplay seguirá llenando estadios, vendiendo como locos y, aunque seguramente no faltará quien crea que sus canciones suenan "parecidísimas" a la estrofa de la canción que compuso apenas dos días antes de que Martin lo hiciera, la banda seguirá demostrándole al mundo que habrá quien los odie, pero seguramente habrá también quien los admire. Y con eso es más que suficiente.

Foo Fighters

Dave Grohl nunca dejará de ser el baterista de Nirvana pero a estas alturas, lo cierto es que a la mayoría le importa bien poco su pasado musical. Porque el músico ha logrado hacerse de una carrera que no depende de sus inicios sino de cada entrega de los Foo Fighters y de sus miles de colaboraciones, porque el cantante conquista masas con su guitarra y su voz, porque la banda de Seattle tiene canciones tan pegajosas que es imposible no corearlas y videos tan divertidos que cada nueva entrega es esperada con ansia. Porque Wasting Light puede tener un sonido de la vieja escuela pero aún así ser encantador y actual como el que más. Los Foo Fighters son energía pura. Por eso la mitad del planeta está rendido a sus pies. Por eso están entre lo mejor que nos regresó este 2011.

Black Keys

Apenas entraron en los recuentos de fin de año y aún así lograron colocarse hasta el frente gracias a una excelente entrega titulada El Camino. Dan y Patrick son productores, hacen sus propios intentos solistas, no condescienden con la industria y aún así, todo el mundo los conoce. El asunto con The Black Keys es precisamente ese, que no siguen ninguna moda, no tienen una gran disquera detrás ni hacen música necesariamente fácil de escuchar y aún así han conseguido vender más de dos millones de discos. El asunto es que son dos y hacen ruido como si fueran 10. La conclusión a la que podríamos llegar es que es fundamental mantener y defender tus ideales, pero sobre todo, divertirte haciendo lo que te gusta. The Black Keys son una agrupación original, sin duda, y por eso, les agradecemos y les rendimos homenaje.

Bon Iver

La verdad es que me parecía una injusticia no meter a Bon Iver en este conteo, con todo y que realmente no es una banda propiamente dicha sino el proyecto de alguien llamado Justin Vernon. Sin embargo, como el músico cuenta con una agrupación en forma desde hace algunos años, pudimos colarlos en un conteo que hubiera estado incompleto sin una de los grandes grupos que nos trajo 2011. Lo maravilloso de Bon Iver es que ha conseguido reconocimiento mundial, apariciones televisivas y hasta una nominación al Grammy sin hacer música realmente comercial. Lo grandioso es que ha conseguido expandir su folk más allá de las fronteras para diseñar viajes por tierras maravillosas y caminos nostálgicos llenos de recuerdos en su nueva producción homónima. Lo interesante es que un cantante tan bueno esté recibiendo el reconocimiento que se merece. Lo mejor aún es que su música tiene tanta substancia que a medio año del lanzamiento de su segundo álbum todavía no nos aburrimos de sus maravillosas melodías. Así que no había más que hacer: Bon Iver tenía que aparecer en este conteo porque ha tenido un buen año y nos ha brindado uno mucho, muchísimo mejor.

The Strokes

Decidí terminar este conteo con los neoyorquinos porque es indudable que hay mucho que decir y discutir sobre este quinteto. Para mí es sorprendente cómo han podido nuevamente subirse al top de las listas y conseguir el reconocimiento con un álbum tan mediano como Angles. Lo curioso del asunto es que, a pesar de la mezcla surgida de una serie de ingredientes puestos a partir de apetencias personales pero sin una verdadera unión, el grupo haya podido crear temas encantadores y pegajosos que en general conservan su sonido y es imposible no tararear cuando salen en la radio. The Strokes regresó en este 2011 con bombo y platillo, llenaron estadios y vendieron lo que quisieron, con todo y que sus cándidos integrantes confesaron en diversas entrevistas que este disco fue todo menos un "trabajo en equipo". Una máquina bien aceitada compuesta por cinco engranajes sin duda talentosos que nuevamente entró en funcionamiento este año para confirmarnos porque esta banda definió y seguirá definiendo el sonido de toda su generación.

Finalmente, voy a decir que tenía contemplados también a grupos como Cage the Elephant, Metronomy, The Horrors, Mogwai,The Weeknd, The Decemberists, My Morning Jacket, TV on the Radio y The Black Lips, pero este conteo nada más tenía 10 números así que tuve que dejarlos fuera por simple obra y gracia de la necesidad. Pero para eso están los comentarios, para que también ustedes armen sus recuentos y nos digan, ¿cuál fue su banda favorita de este 2011?