Los mejores discos de 2011

El 2012 realmente tendrá que redoblar la apuesta si quiere superar, en cuanto a música se refiere, a este año que nos deja. Es una tarea difícil, y como siempre, despertará mucha controversia, la de seleccionar los mejores discos del año. Porque es claro que cada uno tiene sus gustos personales, pero también es cierto que, gustos o no, todos los discos que hemos elegido se caracterizan por tener una gran calidad.

Algunos son discos debut (como el de The Vaccines); otros, regresos esperados, y finalmente, el de artistas consagrados. Los álbumes fueron seleccionados por todos los miembros del equipo de Cuchara Sónica, y esperamos que puedan compartir sus críticas y sugerencias en los comentarios.

Bon Iver - Bon Iver

El self-titled y segundo trabajo de Bon Iver, la banda de Justin Vernon, es una de las pequeñas delicias de la música que nos deja 2011, y un álbum que desde su lanzamiento conquistó los primeros puestos de las listas de un puñado de países entre los que se encuentran Reino Unido o Estados Unidos, donde fue cuarto y segundo respectivamente. En el nos encontramos una mezcla entre rock y pop barroco / folk con muchos elementos interesantes. Se trata de un álbum que cautiva al oyente ofreciendo una experiencia relajante en la que éste se perderá. Una nueva dirección musical que nos hace soñar con como será el siguiente trabajo de los americanos, porque la verdad es que han puesto el listón bien alto.
- Randal

Fleet Foxes - Helplessness Blues

Parece que este fue el año de los grandes segundos discos y, afortunadamente, Fleet Foxes no fue la excepción. Los de Seattle pasaron numerosos conflictos, entre ellos re-grabaciones y bloqueos de escritor, para presentar finalmente su segundo larga duración a inicios de este año, sin embargo, el resultado no podría hablar menos de los entretelones del mismo. Con Helplessness Blues la banda logró expandir su sonido sin necesidad de cambiar el estilo, añadiendo arreglos más ambiciosos, reverberaciones y letra un poco más personales para acompañar a sus ya conocidas armonizaciones a varias voces y los ritmos acústicos de su primer intento, logrando en el camino temas que saludan y te llevan a un pasado bucólico de verdes campos y vida sencilla. Un disco simplemente precioso, soleado y amable que habla por sí sólo de las capacidades de una banda muy joven pero ya experta en crear realidades alternas de satisfacción garantizada.
- Jackie Fonseca

The Vaccines - What Did You Expect from The Vaccines?

The Vaccines apareció este año y, en cuestión de segundos, llegó a lo más alto de todas las listas con sólo una producción. Su disco, que lleva el nombre de What Did You Expect from The Vaccines?, llegó con un sonido innovador pero, al mismo tiempo, usando las viejas raíces para marcar de dónde vienen y a dónde quieren ir. Con una potencia más que interesante, una calidad de sonido donde se nota que detrás de los integrantes hay calidad y mucha práctica y productores que ayudaron a hacer los tracks más vendidos, esta agrupación inglesa que proviene de Londres logró marcarse un lugar dentro del mundo de la música. Habrá que esperar a su próxima producción y ver qué nos están preparando los nuevos niños mimados.
- Axel Marazzi

Adele - 21

El segundo disco de estudio de Adele Adkins, conocida simplemente por su nombre de pila, nos tomó a todos por sorpresa. No porque la voz de la cantante británica estuviese en su mejor momento, o por la simple pero desgarradora calidad de sus letras. No, no fueron esos elementos, que a pesar de eso siguen siendo sus mejores cualidades. Adele volvió a traer al escenario todo el corazón, volcándolo como un vaso derramado. Fue esa veta de rencor, amor, sentimientos latentes, que conquistó a los escuchas (y a las listas de éxitos). Si obviamos "Rolling in the Deep", su canción más grande y épica, aún así tendremos un buen disco con muestras como "Rumor Has It", "Set Fire To The Rain", y "Someone Like You", que nos agarraron con las defensas bajas y nos conquistaron.
- Bárbara Pavan

The Horrors - Skying

Los chicos de The Horrors ya están dando vueltas hace bastante y, después de dos producciones que tuvieron éxito pero no tanto como para hacerlos llegar al mainstream, llegó Skying. Skying rompió todo e hizo que a estos ingleses de Southend los tomaran por lo que son, una banda innovadora que logró hacer que un estilo como el Shoegazing lograra entrar en las listas de los discos más vendidos, escuchados y llenar estadios. Con un poco de psicodelia, letras que no sólo son pegadizas sino también que transmiten algo más que poético, Skying se logró posicionar como uno de los mejores discos del año, sin duda.
- Axel Marazzi

James Blake - James Blake

El heraldo del dubstep, ese género tan novedoso al cual hoy en día todos quieren subirse, ya prometía con una serie de EPs. Pero realmente relució con la salida de su disco debut, el sorprendente y homónimo James Blake. El británico, estudiante de la Universidad de Londres en la carrera de Música Popular, toma todos esos conocimientos académicos de la música, toda una generación de rock, electrónica y variopintos géneros, y los transforma en atractivos, melódicos y calmos sonidos, que parecen extraídos de las cavernosas profundidades de la mente. La música de Blake es un test de Rorschach de los sentimientos, una avalancha de sensaciones encontradas. "Limit to Your Love", el magnífico cover a Feist, no puede empezar a describir su talento. "Why Don't You Call Me", "The Wilhelm Scream", y más, son también una muestra de cómo un joven de apenas 23 años puede dar vuelta toda una escena musical.
- Bárbara Pavan

PJ Harvey - Let England Shake

2011 también ha sido el año de PJ Harvey. La británica lanzó a principios de año un trabajo realmente crítico con Inglaterra, Let England Shake, que además ha llegado a oídos de todo el mundo y que ha logrado hacerse con premios tan importantes como el Mercury Prize. Se rumorea, o al menos en eso se empeña ella, que se tratará de su último trabajo en bastantes años, y de ser cierto no podría dejarnos con mejor sabor de boca. PJ Harvey es una artista que tiene ya 10 álbumes a sus espaldas y que pese a ello parece estar en su mejor momento, y así lo ha demostrado en un Let England Shake que tiene mucho rock alternativo, experimental y, por supuesto, folk.
- Randal

Girls - Father, Son, Holy Ghost

Un disco que intenta aunar influencias de grupos tan clásicos y a la vez tan dispares como Pink Floyd, The Beatles o Black Sabbath puede acabar solo de dos maneras: muy bien o muy mal. Afortunadamente, Girls ha sabido crear un álbum lleno de sentimiento, melodía y armonía, demostrando que el pop no siempre es la cara feliz de la música. Lo mejor de todo es que las once canciones que lo componen merecen la pena. Si te lo perdiste este año, no lo dejes pasar más tiempo.
- César Muela

Wild Beasts - Smother

Wild Beasts no es una banda común en muchos sentidos. El grupo no sólo ha logrado entregar, en menos de dos años, dos discos de excelente calidad; además, el cuarteto lo ha hecho sin repetirse a si mismos, sin imitar a ninguna de las bandas actuales y sin entrar en los juegos letrísticos de sus contemporáneos. Smother ciertamente no tiene la energía de su anterior producción, sin embargo, ofrece en su lugar una perspectiva masculina abierta a la vulnerabilidad y adornada de compases lentos y atmósferas cuidadosamente creadas que requieren de oídos totalmente abiertos para revelar sus secretos. Con este disco los de Kendal han logrado amasar un sonido único, elegante, sensual, tremendamente emocional y diferente a lo que escuchamos en otros grupos actuales, un sonido inmerso en el art-pop y bien cimentado por cuatro músicos sumamente capaces. Que este disco haya sido considerado como uno de los mejores del año no sólo por lo que escribimos en este blog sino por la mitad de la red no es lo raro, lo raro es que esta agrupación, que ciertamente representa por sí misma lo mejor de la música inglesa actual, no tenga más fans y reconocimiento de los que ya tiene en estos momentos.
- Jackie Fonseca

Destroyer - Kaputt

Kaputt es un álbum lleno de placer. Empaquetado en nueve raciones, los minutos transcurren como si nada escuchando lo que Dan Bejar, líder de la banda, ha sido capaz de componer en esta nueva entrega. Por si el magnífico tapiz diseñado por los retazos de jazz, minimal o ambient fuera poco, las letras están cargadas de sinceridad y realidad. Los recuerdos, las drogas o el amor encuentran un molde perfecto en la música de este disco y eso le aporta un gran valor añadido.
- César Muela