Mylo Xyloto de Coldplay aterriza en Spotify

Hace varias semanas estuvimos anunciando que Coldplay había decidido incluir su último disco de estudio, Mylo Xyloto, en Spotify. Aunque teníamos la confirmación por parte del representante de la banda, no sabíamos a partir de qué fecha podría escucharse el álbum en este servicio de streaming. La respuesta ha venido de la mano del mes de febrero porque a partir de hoy mismo ya está disponible para todos los usuarios.

Como era de esperar, y más teniendo en cuenta el revuelo mediático que ocasionó en su momento el "no al streaming" de Chris Martin y compañía, el aterrizaje ha sido sigiloso, sin ningún comunicado ni ninguna declaración oficial para explicar este cambio de pensamiento. Han pasado más de tres meses desde que el CD se publicase en todo el mundo y desde entonces el trabajo ha llegado al puesto número uno de las listas de éxitos de casi toda Europa y Estados Unidos.

Da la sensación de que el grupo se había puesto un tope de ventas físicas a partir del cual el disco podría escucharse en streaming legalmente. Han sido más de tres millones de copias vendidas en todo el mundo y, ahora sí, Coldplay está en Spotify. Los integrantes del grupo -y no EMI- defendían su rechazo al streaming para preservar el valor global como obra de Mylo Xyloto, que las canciones se escucharan en ese orden específico y no por separado.

¿Es así como pretenden combatir la piratería? Lo de Coldplay es un juego peligroso por varias razones. En primer lugar, no creo que cerrar ninguna puerta legal sea la medida más acertada y si los grupos grandes no sirven de ejemplo el negocio musical seguirá anclado en los años pre Internet. Con una diferencia: ahora sí hay Internet. Por otro lado, a la gente no le gusta que le digan lo que tiene que hacer y, ni mucho menos, cómo tiene que escuchar un disco. Si alguien quiere "apreciar como obra global" Mylo Xyloto lo hará, pero ¿qué pasa si de sus 14 canciones solo le gusta una? Que tenía que pagar 1,30 € ($1,7) por comprarla en iTunes. Y afortunado era si podía haberla escuchado antes.

Habrá quien piense aquello de "más vale tarde que nunca", pero es preocupante que a día de hoy no esté claro que si no le das facilidades a la gente Internet ya se ocupará de ofrecerlas. Sean legales o no.