El álbum de la semana: Denison Witmer – The Ones Who Wait

De la misma manera en que la vida va dejando huellas en nuestra personalidad, la música nos aporta todo un tapiz de sensaciones que colaboran a maximizar las experiencias que vivimos. No nos costaría mucho recordar qué música nos rodeaba en momentos clave del pasado o la que nos gustaría escuchar en otros del futuro.

No importa que cada mes descubramos varias decenas de grupos nuevos, al final siempre vamos a recurrir a aquellos que nos dicen algo distinto. No solo buscamos un sonido nítido, bonito o contundente, sino que acabamos valorando la sinceridad del artista y su capacidad para transmitirnos cosas. Y justo eso es lo que consigue Denison Witmer con su nuevo álbum, The Ones Who Wait.

Después de 17 años en el mundo de la música, el cantautor estadounidense siempre ha querido conservar un valor: la sinceridad. Por eso no nos oculta en ningún momento que la canción que inaugura la placa, "Hold On", está dedicada a su padre, recientemente fallecido a causa de un cáncer. O que le da miedo perder la amistad con según qué personas en "Your Friend".

Si quisiéramos etiquetar este álbum podríamos hacerlo sin demasiadas dificultades: folk norteamericano con mucho de pop y de rock sureño. No obstante, la diferencia de Witmer no está en un estilo que, por otro lado, es bastante común, sino en su manera de ejecutarlo. Da la sensación de que cuando canta frases como "I'll be your friend" en el citado tema anterior, lo hace con el corazón en la mano.

Y es que parece que el cantautor es una especie en peligro de extinción. Generalmente el éxito y los baños de masas son los culpables de que la sinceridad o la humildad desaparezcan en un artista, pero, afortunadamente no es el caso de Witmer. Las once canciones que componen el CD suenan igual de sentidas, de cuidadas y de íntimas. Además, aparte de esto, ha contado con unos músicos experimentados en el panorama del indie. Al habitual amigo y colaborador Sufjan Stevens -que deja su sello con el banjo en la alegre y optimista "Influence"- hay que sumarle unos invitados que han trabajado con grupos como Bon Iver, Rufus Wainwright o Norah Jones.

El resultado global es de una buena dosis de placer sonoro que, combinado con unas letras transparentes y una manera de cantarlas muy directa, deja con ganas de más. Y es curioso porque la variedad musical no es muy amplia, pero en todos los temas hay algo que te acaba enganchando; un estribillo, un arreglo de viento o un arpegio de guitarra acústica. Hay pasajes más intimistas, como la casi susurrada "I Live In Your Ghost", que cierra el disco, o "Light On My face", donde la guitarra recibe un tratamiento sonoro exquisito; otros más animados y con una onda muy country, como la propia "Influence" o "Two And A Glace Rose"; y otros que simplemente podrían encuadrarse en la categoría de música de autor, como "Life Before Aesthatics" o "Every Passing Day".

No dudéis en darle una oportunidad al álbum. Os gustará más o menos, pero seguro que no detectáis algo distinto.

Comprar

Desde el Bandcamp oficial del artista.

Tres canciones recomendadas

""Life Before Aesthatics", "Your friend", "Every Passing Day".

Escuchar