Miguel Poveda, la naturalidad de un cantaor ‘ArteSano’

Si uno quiere ponerse al día en las cosas del flamenco, así como mirar hacia el futuro con ese optimismo perdido por quienes piensan que cualquier tiempo pasado en este género fue mejor, debe fijarse en Miguel Poveda, escucharle y verle sobre un escenario. Este cantaor catalán de 39 años publicó el pasado martes 27 de marzo uno de esos discos redondos que salen cada mucho tiempo: ArteSano (Universal Music).

Inocente como un niño y decidido como esos adultos que saben lo que quieren, este artistazo demuestra mediante los 13 temas del álbum su visión amplia y libre del flamenco, se ha rodeado de gente muy grande para darle mucho colorido y ha conseguido una autenticidad tan especial que uno, cuando escucha piezas como el single "¡Qué disparate! Bulería de Cai", se gira pensando que el sonido llega desde ese escenario próximo, origen de sentimientos mágicos e inenarrables.

Dice Poveda que el arte de Paqui Lara y Mayte Martín, de quienes disfrutó en directo a principios de los 90 en su Badalona Natal, le impactó tanto que, loco como estaba por el flamenco, afirmó entonces que quería ser cantaor (ver página 24). Ha conseguido serlo y de los grandes tras mucho años ganándose, con su naturalidad y talento, a la gente del flamenco. Incluso, ha tenido un gran impacto social con Las Coplas del Querer (2009). Ahora, ArteSano confirma el poder terapéutico de su música. ¡Olé!