Reseña: Spiritualized – Sweet Heart, Sweet Light

La portada del nuevo disco de Spiritualized ha dado mucho de qué hablar desde que se dio a conocer. Hay quien la relacionaba con algún tipo de símbolo relativo a la medicina o a la salud y también quien la interpretaba como una simple tapa provocativa y burlona. En realidad, creo que ambas opciones pueden combinarse y podría sacarse una conclusión válida para explicar la razón de ser de este diseño.

Jason Pierce, el líder de la banda, está viviendo una etapa complicada. Mucho ha cambiado desde los años 80, en los que era el vocalista de Spaceman 3. Por aquel entonces, no tenía ningún problema en reconocer que consumía -muchas- drogas. Más tarde, en el 2005, sufrió una doble neumonía que le hizo perder mucho peso y que incluso le provocó varias paradas cardíacas.

En la actualidad, y justo mientras grababa Sweet Heart, Sweet Light, el propio artista confiesa que ha estado sometido a sesiones de quimioterapia. No ha mencionado qué enfermedad padece en concreto, pero, sin duda, ha debido hacerle madurar. Y eso se nota en todas las canciones del álbum.

La orquestal y preciosa introducción "Huh?" nos pone en antecedentes: es un disco serio ante todo. Eso no quita que "Hey Jane" sea un corte muy rockero y animado, con unos coros femeninos muy en la onda del pop yé-yé de los años 60. Poco antes de la mitad, la felicidad se corta de repente y renace un tema que parece distinto, pero que acaba desembocando en el mismo estilo happy.

"Sometimes I wish that I was dead" ("Hay veces que desearía estar muerto") es la primera frase que Pierce pronuncia en "Little Girl". El resto de la letra parece ir encaminada hacia un lado más divulgativo, como tratando de darle una lección sobre la vida a esa "pequeña chica" que da nombre a la canción. En lo musical, se trata de un tema muy tranquilo y orquestado, que bebe directamente de las baladas del rock clásico. El resultado es todo un acierto.

Podríamos dividir esta nueva placa en dos partes; una con canciones que superan, de media, los siete minutos, y otra con cortes de duración más convencional, en torno a los tres o cuatro minutos. Justo estos últimos son aquellos más sosegadas y sentimentales. De entre todos ellos, destaca sobre todo "Freedom", en el que Pierce canta con una sensibilidad especial. Los arreglos de guitarra acústica, el piano, la guitarra eléctrica y el simple ritmo de batería que acaba irrumpiendo, hacen de este tema uno de los más destacados y brillantes del CD. De los temas lentos también destacaría "Life Is A Problem", en el que las orquestaciones están especialmente logradas. Tiene un aire muy banda sonora de película que resulta interesante.

Del otro lado, de las canciones más animadas, me quedaría con "Headin' For The Top Now", que mezcla una buena base guitarrera con mucha experimentación sonora. El problema, que comparte con sus otras compañeras, es su quizá excesiva duración. Casi ocho minutos y medio de una base musical que cambia realmente poco es más típico del minimalismo que del rock clásico, y acaba dando la impresión de que sobran minutos. No sucede lo mismo con la pista que cierra el disco. "So Long You Pretty Thing" es bastante calmada. La mayor parte del tiempo, la voz de Pierce está acompañada por la dulce voz de una chica, que le da un toque diferente y más sentimental. Pero, sin duda, lo mejor de este último tema es el giro que se produce a partir de la mitad. Al fin y al cabo, la dinámica es, junto con una buena composición, el secreto para crear canciones largas y fáciles de escuchar. Y esta canción es un excelente ejemplo.

7/10

En definitiva, Sweet Heart, Sweet Light es una obra madura, llena de momentos de gran lucidez e inspiración por parte de Jason. Además, la propuesta musical en sí misma invita a la reflexión más que al disfrute de cortes directos, algo lógico si tenemos en cuenta la situación personal del líder de Spiritualized. Por eso, se trata de un disco que hay que digerir poco a poco. Solo así se puede disfrutar de la gran cantidad de detalles que contiene cada canción. La gran pega es que quizá, quitando lo que "sobra" de cada tema, podrían haber salido otros cortes muy interesantes.

Fecha de lanzamiento: 16/04/2012.
Discográfica: Domino Records
Compra el disco: En la web de Spiritualized
Escucha el disco: en Spotify, NPR, Grooveshark
Tres canciones destacadas: "Little Girl", "Freedom", "So Long You Pretty Thing"