Fiona Apple presenta la canción que le llevó un año terminar

Se llama "Werewolf", y no es que sea una canción demasiado compleja o en la que Fiona Apple no lograra encontrar los versos adecuados. Simplemente, la artista buscaba un sonido en particular y tardó un año en conseguirlo. Al parecer, según comenta en una entrevista para Pitchfork, grabó por primera vez el tema en el apartamento de su madre. Coincidió que, de fondo, sonó el bullicio de la escena de una guerra en una película, que quedó registrada en la grabación. Al contrario de estropear la toma, Fiona acabó encantada con el efecto. Sin embargo, por cuestiones de copyright, decidió que no era una buena idea incluirlo en la versión del disco, así que emprendió su particular búsqueda de ese bullicio que tanto le gustó. Un año después lo consiguió:

Pasé, literalmente, un año tratando de recrear el sonido. Fui a San Francisco en Halloween y estuve grabando a gente gritando por la calle. Muchas veces pensaba en pasar cerca de un grupo de gente borracha y decirles "¡Ey, gritad!", pero siempre me sonó como una mala idea y estúpida.

Dicen que uno acaba encontrando lo que quiere sin buscarlo, y eso es lo que le sucedió a Fiona. En la misma mañana en la que empezaron las sesiones de grabación para su nuevo álbum, The Idler Wheel [...], estaba saliendo de la ducha y, de repente, escuchó jaleo en la calle:

Escuché a un grupo de niños gritando y entonces pensé "¡Oh, mierda, eso es lo que quiero!". Me puse encima lo primero que vi -unos pantalones que iba a tirar a la basura porque estaban rotos por la parte del culo- y corrí, a medio vestir, con mi grabadora. Cuando llegué hasta los niños, parecía una loca mirándolos. Estaban saltando con globos entre las piernas para intentar hacerlos explotar. En la versión definitiva de la canción, tuvimos que quitar el sonido de los globos explotando porque parecían disparos, pero era justo lo que buscaba. Fue perfecto.

Tras esta interesante historia, llega el turno de escuchar "Werewolf". Aparte del interés del efecto de sonido, que irrumpe en el último minuto del tema, se trata de una bonita canción. La voz y el piano son los principales protagonistas:

Recordad que The Idler Wheel, el nuevo disco de Fiona, aparecerá a la venta el próximo 19 de junio a través de Epic Records. Por el momento, la artista solo ha confirmado conciertos por Estados Unidos. Podéis consultar todos los detalles en su web oficial.