Los Black Keys se ponen extraños para «Gold in the Ceiling»

Los señores de The Black Keys han sido siempre el tipo de músicos que no teme pensar, hacer el ridículo e invertir sus buenos dólares cuando de videos se trata. El grupo de hecho nos ha regalado algunos magníficos ejemplos con algunos de los videos de su anterior producción, aunque para este nuevo intento, El Camino, habían estado un poquito flojos.

Ahora el dúo decidió hacer algo diferente para el nuevo video de "Gold in the Ceiling", uno de los mejores temas del álbum y fiel reflejo de esta estética rockandrollesca y sesentera que la banda creo para dicha producción. Curiosamente, la banda ya había hecho un video, para esta canción, segundo sencillo de la placa, que apostaba por grabaciones en vivo y gran poderío sónico.

Por alguna razón, no obstante, la banda decidió hacer otro intento, esta vez de la mano de Harmony Korine y el resultado es simplemente extraño e inexplicable, por decir lo menos. Al ritmo de rock podemos ver a la banda cargando una especie de versiones en miniatura de ellos mismos como si fueran gemelos siameses. Así, los cuatro protagonistas aparecen tomando biberones y haciendo francamente imposibles de explicar, mientras la cámara se mueve al ritmo de la canción y hasta la melodía se corta siguiendo la grabación. Al final aparecen dos personas comiendo oro. O algo así. ¿Es un buen video? Francamente está horrible pero lo que es seguro es que no los dejará indiferentes.

Finalmente, recordemos que el grupo se encuentra realizando un documental que planean sacar para el siguiente año y que (esperemos) seguramente será mucho más interesante que este experimento visual: