Destroyer extasió a los asistentes de su concierto en Madrid

¿Recordáis la escena de Pulp Fiction con Vincent Vega conduciendo, no sin antes haber consumido estupefacientes, para ir a buscar a Mia Wallace? Algo parecido sentimos anoche en el Teatro Lara de Madrid los asistentes a uno de los conciertos que está realizando Destroyer, la banda de Dan Bejar, por España.

Destroyer Madrid

El setlist estuvo compuesto sobre todo por temas de su nueva propuesta, Kaputt, un disco que marcamos como uno de los imprescindibles en 2011 y que supone la madurez definitiva para Destroyer.

De nuevo centrados en un sonido que utiliza sintetizador además de saxofón y otros instrumentos de viento para envolvernos, tenemos ante nosotros unos temas que inducen al placer y cuyas letras parecen centrarse en lo más profundo de Bejar, que nos habla de drogas, amor y problemas del pasado:

Wasting your days chasing some girls
alright, chasing cocaine, through the backrooms of the world all night

Parecen, porque el artista ha confesado que no tiene ni idea de a lo que se refieren dichas letras, seguramente porque aún se baña en las mismas, y jugando con ésta idea, el canadiense se presentó en el escenario del Teatro Lara con su ya clásica camisa a rayas y pelo desaliñado.

El recital comenzó con, "Your Blues", un tema que comienza con Bejar cantando a cappella y al que luego se incorpora la banda. Una banda que en este caso estuvo compuesta por siete personas además de Bejar. Una guitarra eléctrica, una acústica, un bajo, batería, saxofón, trompeta y teclado completaban el conjunto. A los coros el batería y la guitarra acústica, y de vez en cuando, para contribuir a la atmósfera, el saxofonista cambiaba su instrumento por la flauta o incluso se ocupaba de las labores de programación, especialmente con temas del citado Kaputt.

El sonido fue en todo momento correcto, y no sobresaliente porque tal vez la sala era demasiado pequeña, y la reverberación se notaba demasiado. Afortunadamente, después de "European Oils", del genial Rubies, llegaba Kaputt, y los asistentes estábamos ya completamente integrados en el sonido de Destroyer.

Además de ésta, se llegaron a tocar otros 5 temas del último álbum, además de "Looter's Follies", de nuevo de Rubies, y el tema que da nombre al disco. Tal vez se echó en falta algo más de Trouble In Dreams, aunque de poder elegir, habríamos elegido también "Libby's First Sunrise", con la que la banda nos deleitaba llegando al final del setlist.

Mención especial tiene la introducción que se marcó la banda -perpetrada por el trompetista, que jugaba con los ajustes en su mesa de mezclas- casi drone, con mucho ruido y distorsión de "Suicide Demo For Kara Walker", y para Bejar, que pasó la mayor parte del concierto en cuclillas, sentado o apoyado en el soporte del micrófono. En todo momento correcto, y con una voz calcada a la de los discos de estudio o incluso mejor, el canadiense parecía estar completamente extasiado, e incluso la tenue luz del teatro parecía hacerle daño. El batería, al hacer sonar sus baquetas, parecía tratar de reanimar a Bejar más que marcar el ritmo del siguiente tema. Sin duda, una genial actuación por parte de todos.

Destroyer Madrid

Atentos a Bejar...

La banda se despedía con la citada Rubies, pero la ovación de más de 2 minutos de aplausos que el público les ofreció les hacía saltar de nuevo al escenario para interpretar uno de los temas más interesantes de toda su carrera: "Bay Of Pigs". El corte, que también cierra su último trabajo, comienza con una introducción bastante melancólica para luego tornarse en un tema muy alegre y animado donde la banda pudo exhibirse libremente. El corte de sintetizador que puede escucharse aproximadamente a la mitad de la canción parece especialmente ideado para su interpretación en directo, y nos hizo de nuevo premiar a la banda con aplausos.

He de confesar que cuando vi los vídeos del streaming de Coachella 2012, festival donde actuaron y que nos da una idea de donde les ha llevado su último trabajo, la sensación fue bastante pobre, ya que si bien las canciones se interpretaban a la perfección, Destroyer es un grupo de sala de conciertos y no de festival al aire libre. Afortunadamente éste fue el caso, y la atmósfera creada fue suficiente como para que, junto con la buena actuación, los asistentes saliéramos bastante contentos. Tal vez el éxtasis no fue completo debido a que se trataba de una actuación en teatro, con asientos incluidos, los cuales en muchos momentos no dejaban de moverse y más de uno pensaba en abandonarlo para levantarse.

Ésta tarde está programado que Destroyer actúen también en el festival Jazzaldia, en Donostia, y el sábado 21 bajarán a Cartagena para actuar en el Auditorio Parque Torres, y ni que decir tiene que os recomendamos la asistencia, sobre todo después de un concierto como el de ayer noche en Madrid.

Por lo demás, hemos preparado una playlist de Spotify con el setlist de anoche en Madrid, para rememorar el gran concierto que Bejar y los suyos nos brindaron.