Los 10 mejores discos de 2012 (hasta ahora)

La primera mitad del año ya ha venido y se nos ha ido, por lo que es un buen momento para reflexionar sobre cuáles fueron los mejores esfuerzos del 2012. Todavía nos quedan algunos discos que estamos esperando, pero los platos fuertes del año ya se han editado -Jack White, Fiona Apple, entre otros- y ya podemos hacer una radiografía sonora del 2012.

Alabama Shakes - Boys & Girls

El despegue de esta banda estadounidense no solo se debe a su buen recibimiento en medios especializados importantes como Pitchfork o NME, sino a la particularidad de su estilo musical. En su primer intento discográfico, Boys & Girls, el grupo liderado por la portentosa vocalista Brittany Howard se siente cómodo fluctuando entre riffs que beben directamente del blues y del rock clásico y entre sonidos del soul más pasional. Este álbum no solo es bueno por temas como el pegadizo "Hold On" o "I Found You", que parece traída de otra época, sino por un conjunto de canciones grabadas sin pretensiones y con la simple intención de expresar sentimientos como el desamor, la soledad o la nostalgia. ¿El resultado? Un disco de rock que ya hacía falta escuchar. César Muela

Andrew Bird - Break It Yourself

Escuchar Break It Yourself de Andrew Bird es escuchar una fuente de talento puro y de elegancia a la hora de componer canciones. Ya no solo es loable la capacidad para escribir, cantar, tocar el violín o silbar de la manera en la que lo hace este artista, sino el resultado que es capaz de conseguir amalgando todas estas cualidades. Podríamos enumerar el jazz, el folk o el blues como principales influencias en este álbum, pero, en verdad, no puedes hacerte una idea concreta del disco si no lo escuchas. Simplemente, si te gusta la música no deberías perder la oportunidad de escuchar esta joya sonora. César Muela

Jack White - Blunderbuss

Está indiscutiblemente en esta lista, y seguramente también lo esté en la que hagamos a final de año. Y es que Jack White se ha ganado a pulso el que todo el mundo de la música esté hablando del que es su primer disco en solitario, Blunderbuss. Número 1 a ambos lados del atántico, y con razón, estamos ante una obra tan variada como disfrutable, y en la que hay momentos para todo. Una prueba de que Jack White es y será una de esas figuras claves para el rock, y uno de sus máximos exponentes en género ahora mismo.

Volviendo al trabajo, no sólo lo disfrutarán amantes de antiguas agrupaciones como The White Stripes o The Raconteurs, sino que esa diversidad de la que hablaba lo hace ideal para que cualquiera pueda escucharlo y sacar algo bueno de él, y este no es más que otro de los motivos por los que Blunderbuss será seguramente premiado como el mejor disco de 2012 por muchas publicaciones. Randal

Chromatics - Kill For Love

Kill For Love es uno de los trabajos más largos de esta lista (aproximadamente hora y media) pero también uno de los más interesantes y disfrutables. Y es que en este cuarto trabajo de estudio se pone de manifiesto todo lo que habían dicho hasta ahora, y se nos otorga una colección de temas en la que hay para todos los gustos pero en la que siempre reina una cosa: Los tiempos y cambios de ritmo. Y es que todo parece estar estudiado al milímetro.

Puede que en ocasiones esos cambios de ritmo nos hagan olvidar incluso que estamos escuchando este grandísimo trabajo, llegando a partes realmente calmadas que relajan al oyente, pero entonces algún beat nos sacará de esa sensación para elevarla aún más si cabe. Es la magia de Chromatics, una banda que si no conocéis, tal vez es ideal que lo hagáis escuchando Kill For Love. No os decepcionará. Randal

Beach House - Bloom

bloom-beach house

Cuando me tocó reseñar Bloom, el nuevo trabajo del dúo de Batilmore editado a principios de mayo, comentaba que la banda había decidido no dar un paso adelante en el área de la innovación, y se había conformado con conservar, pulir y ofrecer las mejores cualidades de su estilo. Y, aunque esto sigue siendo cierto un par de meses después de su lanzamiento, esto no significa que Victoria y Alex no hayan puesto maestría en este nuevo lanzamiento. De hecho, melodías como "Wild", "Troublemaker" o "Myth" están tan bien construidas que la constante repetición no ha hecho mella en su encanto, y lo mismo podríamos decir de varios de los otros temas de este nuevo trabajo, construido con melodías etéreas, compases soñadores y una pasión mesurada pero no por ello menos encantadora. Los de Beach House son unos maestros en su estilo y este trabajo es una muestra muy clara de ello. Jackie Fonseca

Fiona Apple - The Idler Wheel Is Wiser Than the Driver of th Screw and Whipping Cords Will Serve You More Than Ropes Will Ever Do

Luego de siete años de descanso, Fiona Apple ha regresado por sus fueros con un disco en el que, liberada de cualquier vanidad, ha venido a demostrar su tremenda capacidad para interpretar, su agudeza a la hora de escribir letras y las ganas de experimentar y cambiar que la han acompañado desde siempre. Aquellos que escuchen este nuevo disco de nombre interminable, se verán obligados a olvidar el pop-rock a veces artístico, a veces cabaretero, que la cantante había venido trabajando hasta el momento, pues esta vez la Apple decidió dejar los arreglos, la sobreproducción y los sonidos complicados para tomar los reflectores y apuntarlos directamente sobre ella sin asomo de timidez. Así, el piano, las percusiones y teclados asoman sus cabezas apenas lo suficiente para que Fiona pueda construir una melodía, pero nunca demasiado como para quitarle el protagónico a la cantante. Esto por supuesto se la pone complicada al escucha, pues no este no es un álbum inmediato, fácil, o siquiera comercial. Y sin embargo, hay algo tan fascinante en el estilo de esta mujer que es imposible perder la paciencia y no tratar de develar  cada uno de sus secretos. Jackie Fonseca

Sigur Rós - Valtari

Sigur Rós nunca deja de sorprender y Valtari no fue la excepción. La realidad es que es un disco de su estilo: tiene muchísimos matices, diferentes tipos de música dentro de una misma obra, mucho sentimiento y esa cosa alternativa que los vuelve únicos en el mundo como buenos islandeses que son. Valtari no será recordada como la mejor obra de la agrupación, porque Sigur Rós no tiene esa obra. En ellos todo, incluso lo que no nos gusta, nos logra comunicar algo y eso no puede ser malo. Con su sexta producción de estudio, Jónsi y compañía nuevamente se lucen con lo que saben hacer...conquistar nuestro corazón a través de unos pocos acordes. Axel Marazzi

Regina Spektor - What We Saw From The Cheap Seats

Regina Spektor es una rusa que nació en Moscú que logró enamorar a más de uno con su piano y llenarnos el corazón con letras y sonidos como el de, por ejemplo, "Us". La muchacha lanzó en mayo What We Saw from the Cheap Seats y, como no podía ser de otra manera, no defraudó. La diferencia entre esta producción y las anteriores es que acá Spektor trató, y se nota, de hacer las cosas un poco más poperas. En What We Saw from the Cheap Seats escuchamos ritmos y canciones que nunca habríamos escuchado en otro momento de la carrera de la rusa y está bien que así sea. Hay que evolucionar y modificar un poco el sonido cada tanto porque la monotonía musical termina aburriendo a cualquiera. Axel Marazzi

Japandroids - Celebration Rock

Los muchachos de Japandroids sorprenden con este, su segundo disco de estudio, el que tuvo que superar las expectativas puestas sobre el dúo después del éxito de Post-Nothing. Los canadienses redoblaron la apuesta, y entregan una colección de ocho canciones impecables, que por momentos recuerdan a la potencia de The Who pero sin sus aspiraciones épicas. Sin perder esas vetas de rebeldía adolescente, Celebration Rock hace de los power chords su arma de seducción, y les funciona muy bien. Bárbara Pavan

Hot Chip - In Our Heads

In Our Heads es el esperado nuevo disco de Hot Chip, y también puede ser considerado el disco "feel good" del año. Este LP derrocha felicidad, honestidad bruta y una composición divertida apta para las pistas de baile -sin dudas, es una buena elección a la hora de remixar. Los de Hot Chip cuentan ya con cuatro discos bajo el brazo, y la experiencia se nota. Puede ser que no sea su obra maestra, pero ciertamente es un disco que se nota que han disfrutado grabando. Bárbara Pavan