El álbum de la semana: Jessie Ware – Devotion

Da la sensación de que Jessie Ware es una de esas cantantes que todo el mundo conocerá en poco tiempo. Es como cuando algunos hablaban de Adele y nadie la conocía. Aunque no podemos dar por sentado que esta joven de 26 años vaya a alcanzar el tremendo éxito de su compatriota, lo cierto es que su disco debut, Devotion, apunta maneras. Si te gusta la música elegante, sofisticada y delicada, no puedes perderte las trece canciones que componen este álbum, que acaba de salir a la venta.

Jessie Ware - Devotion

Su voz tiene algo que te cautiva de principio a fin. Es distinta, dulce y tiene un tono que se adentrará en tus oídos fácilmente. Y eso que ella misma ha asegurado que en un principio no se llegó a plantear lo de ser una cantante. Es más, empezó a estudiar periodismo y cuando empezó a cantar aseguraba que se sentía mucho más cómoda siendo corista, al fondo del escenario. En cierta medida, se aprecia esa timidez en su canciones, como en la pegadiza "Wildest Moments", que ya disfrutamos en su momento. Sin embargo, a la vez nos muestra un desparpajo que nos sorprende en temas como "Running", que coquetea con el R&B y el blues cantando de una manera muy sensual.

Pero la voz no es la única protagonista de este álbum. Uno de los principales problemas de discos pop de cantantes femeninas es que se centran demasiado en resaltar la voz. Afortunadamente, en esta placa nos encontramos gratas sorpresas en forma de arreglos sutiles y muy bien encajados. Por ejemplo, en la citada "Running" es una pequeño lead de guitarra eléctrica el que nos hace saborear un poco más el tema. En "Not To Love" la base rítmica está en primer plano y tapa la melodía vocal, pero no da la sensación de que está mal mezclado, sino que asumimos que era el sonido buscado.

Canciones recomendadas

  • "Wildest Moments". Aunque es el tercer single de la placa, es el que más oportunidades tiene de triunfar en las radios. Que a nadie le extrañe escucharlo por todas partes dentro de poco.
  • "Swang Song". La base instrumental está llena de arreglos que te harán mover la cabeza sin pensar. La voz de Jessie se encargará de que acabes también cantando.
  • "110%". Un corte animado por un ritmo rápido y una línea de voz muy fluida, así como un bajo que juguetea bastante con la armonía del tema.

Escucha el disco

En Spotify o Grooveshark: