Polémica Century Media: Iced Earth discrepa con su discográfica

El hecho de que Century Media sea uno de los sellos discográficos más importantes en el mundo de la música más dura –metal, rock duro, rock progresivo…- hace que siempre, o casi siempre, estén en el punto de mira mediático, y últimamente más aún. Hace un año los alemanes (con varias sedes a lo largo del mundo) anunciaban una decisión que no sólo perjudicaba a los fans de la música, sino parece ser que también a sus músicos y a ellos mismos.

Century Media

Century Media abandonaba Spotify, que ya por aquel entonces era el servicio de streaming por excelencia con millones de usuarios en varios países, varios de ellos Premium. Desde entonces la popularidad de la música en streaming y de este tipo de promoción y difusión musical, algo de lo que ya hablaremos en futuros artículos, no ha hecho más que crecer, y tal vez por ello casi exactamente al año rectificaban y volvían a meter su catálogo en el servicio sueco.

Esta vez los motivos eran que los fans lo habían pedido, algo que por supuesto era cierto pero que no era del todo honesto, ya que la decisión provocó daños en el sello de diversos tipos, y seguramente el descontento de algunos artistas del roster, aunque ahora la polémica es otra: Hace poco Century Media demandaba a unas 7.500 personas por compartir archivos con copyright pertenecientes a su sello. En concreto, el álbum Dystopia de Iced Earth y Dark Adrenaline de Lacuna Coil.

Las reacciones no se hacían esperar, y la noticia llegaba a ser uno de los puntos calientes en las redes sociales, además de también hacer hablar a seguidores y artistas. Uno de los allegados en el caso, Iced Earth, aseguran que ellos no habrían demandado a estas personas y que, por lo tanto, poco o nada tienen que ver con la decisión de su discográfica.

Jon Schaffer, fundador y guitarrista de la banda, ha querido declarar lo siguiente:

Sabiendo que Century Media ha demandado a algunos fans por descargas ilegales de, entre otros, nuestro último álbum, quiero dejar claro que nosotros no tenemos nada que ver con el tema y que de hecho no nos habíamos enterado hasta ahora. No, no se nos ha pedido permiso. En los últimos tiempos nos hemos adaptado y hemos apoyado los nuevos servicios como Spotify, los cuales nos ayudan a llegar a sitios donde nunca habríamos llegado.

¿Publicará Century Media alguna nota al respecto, aclarando la situación? Por supuesto, se trata de un sello discográfico que tiene que defender sus intereses, y, al tratarse de una empresa que vende música, debe hacer todo lo posible por impedir que ésta se disfrute gratuitamente. Tal vez si entendieran los ya no tan nuevos modelos de negocio podrían hacer que los fans no descargaran ilegalmente, sino todo lo contrario.

También me hago otra pregunta. ¿Cuántos de esos fans habrían descargado los discos porque no han tenido acceso a ellos en el período en el que la discográfica se encontraba fuera de Spotify? Yo sé de uno que tuvo que hacerlo.