La Vida Bohème: «El nuevo disco será muy venezolano»

La Vida Bohème es una banda de Caracas, Venezuela, que ha conseguido mucho con tan solo un disco en el mercado. Fue en el 10 de febrero de 2010 cuando Henry (guitarra y voz), Sebastián (batería, coros), Rafa (bajo, coros) y Daniel (guitarra, coros y cencerro) estrenaron su primer álbum, Nuestra. Gracias a él, el grupo consiguió dos nominaciones a los Grammy latinos y una a los Grammy norteamericanos, salir de gira por media Latinoamérica y Estados Unidos y, sobre todo, una aceptación llamada a expandirse más allá de Venezuela, donde adquirieron mucha fama.

Aprovechando su breve visita por Madrid, estuvimos charlando con Henry, líder de la formación. Hablamos de los orígenes de la banda, de Nuestra, del nuevo álbum y de alguna cosa más, como una posible carrera en solitario en un futuro lejano.

La Vida Bohème

Henry tiene las ideas muy claras. Cuando entramos en la cafetería en la que conversamos, se fue directo a unas estanterías llenas de libros de autores italianos. Tardó varios minutos en volver al mundo real y, entonces, ya sentados, me empezó a contar que todo comenzó en un apartamento abandonado del centro de Caracas. Por entonces solo sabían que querían hacer música experimental y electrónica, pero desconocían qué ordenador era necesario, qué software debían usar, etc.

Aparte de eso, el principal problema era el ruido. Queríamos encontrar nuestros límites y para eso necesitábamos total libertad para experimentar. Pero, claro, el apartamento quedaba justo al lado de la Casa Presidencial y, de hecho, una vez se acercaron a decirnos que paráramos. Luego estaba el hecho de que no teníamos luz, y teníamos que conectarnos a una toma del pasillo, pero, coño, a las 6 de la tarde teníamos que correr de allí. Los pocos locales de ensayo que había eran muy caros y, además, sabiendo que teníamos una hora límite, no podíamos componer bien.

Por si fuera poco, el secuestro del abuelo de Moisés, primer baterista del grupo, propició un tiempo de descanso obligado. Hasta que apareció Sebastián, amigo de la infancia del bajista, Rafa, y actual baterista de la formación. Henry me cuenta que todas aquellas canciones 'noisy' influenciadas por Sonic Youth empezaron a tener un beat gracias a Sebastián. 'Es muy de la escuela krout, muy punky. No le gusta cambiar de ritmo, era muy minimalista en ese sentido'.

Entrevista Henry D´Arthenay Cinco años después de haber iniciado el proyecto, La Vida Bohème regala Nuestra. La filosofía detrás del álbum era que todo el mundo copiase, distribuyese y, en definitiva, hiciese lo que quisiera con él. La respuesta en Venezuela ya había sido buena incluso antes de que se publicase. Ganaron el concurso Nuevas Bandas 2008 y eso les abrió muchas puertas. Eso sí, Henry no se olvida de lo importante que fue el Bar Sake, en el que, asegura, tocaban una vez al mes.

Al principio no teníamos ni idea de tocar nuestros instrumentos, así que el hecho de poder ensayar en casa de Sebas y poder ver la reacción del público en directo nos ayudó mucho. Mejoramos y, además, pudimos cambiar las canciones incluyendo los elementos que mejor funcionaban.

Y después de saborear el éxito y de girar por más de un año de manera consecutiva, los chicos de La Vida Bohéme empezaron a pensar en su segundo disco. Para que a nadie le queden dudas, esto es un resumen de lo que Henry nos dijo sobre la nueva placa:

  • Grabación. A partir de hoy mismo, 10 de septiembre. En un mes pretenden tener todo grabado. La mezcla llevará tres semanas.
  • Lanzamiento. Aunque podría estar todo listo para diciembre, el grupo quiere fomentar la creación de un ciclo, 'que todo el mundo sepa que tal día pasará algo'. Y ese día será el 10 de febrero. Fue cuando publicaron Nuestra y también cuando publicarán el nuevo trabajo.
  • Título. ¿Y cómo se llamará? Henry me propuso un juego que os traslado: imagina una portada en la que se repita la palabra 'funciona' cincuenta veces. Guiño, guiño.
  • Número de canciones. Doce.
  • Single. En diciembre está previsto que se publique el primer single y su vídeo correspondiente.

¿Cómo será el nuevo álbum?

Por lo que me comentó Henry, todo apunta a que el nuevo LP será muy distinto a Nuestra. En primer lugar, ha sido clave la participación de Diego Álvarez "El Negro", un 'auténtico antropólogo del ritmo'. Al parecer, la banda quiere marcar más su sello con las nuevas canciones, así que han decidido recurrir a sus propias raíces:

En Nuestra tuvimos un interés por tener un ritmo muy occidental. Ahora el ritmo va a ser muy venezolano. Queremos que nuestro ritmo no se parezca a ningún otro ritmo. Por eso volvemos a nuestros orígenes, al folklore venezolano. Habrá ritmos 6/8 que pretenderán sonar como 4/4. La intención es causarle impacto al que nos escuche. Además, queremos que la gente en los conciertos ya no se mueva de arriba para abajo, sino de lado a lado.

El nuevo trabajo no será distinto solo en lo musical, sino también en el concepto. Aparte de incluir pequeños respiros entre tema y tema -muy inspirado en las películas de los años 50, según Henry-, va a ser un disco menos optimista que Nuestra. Algo que engloba mucho el álbum es un fragmento de una conversación entre el manager de la banda y el propio Henry: "¿Este el camino? No lo sé". La incertidumbre será protagonista, lo desconocido y el miedo asociado a ello.

Sucede con los países y con las personas. De repente pasan 30 años y te das cuenta de que estás metido hasta acá arriba de mierda. Esto siempre es así, la incertidumbre es normal, el miedo da la esperanza. Queremos que con el nuevo disco haya duda, porque la duda da miedo, pero está bien. No todo futuro es bueno.

Carrera en solitario

Para acabar la conversación, y observando que él es el principal compositor de La Vida Bohème, le pregunté a Henry si alguna vez se ha planteado una carrera en solitario. Y esto fue lo que me dijo:

Creo que, a medida que pase el tiempo, no tendré la necesidad de sentirme tan anclado a algo. Me encanta estar en una banda de rock, y creo que, a día de hoy, estar en un grupo de rock es de las declaraciones de principios más arrechas [buenas] que existen, pero yo no me veo con cuarenta años tocando en una banda de rock. Tengo ilusiones de tener una esposa, un hijo y una vida normal en la que no tenga que estar viajando todo el día. Así que yo creo que este año puede ser un buen momento para hacer otras cosas. Aparte de por una necesidad espiritual, no quiero que La Vida Bohème se convierta en mi patio de juegos para experimentar. Necesito un patio para saber quién soy y, además, creo que es bueno para la banda que haya espacio para que uno pueda retirarse y volver con otras ideas.

Eso sí, parece que tendremos La Vida Bohème para rato. ¿Qué esperáis del nuevo álbum? Mientras tanto, podéis escuchar Nuestra a continuación: