The XX compartió Coexist con un fan para ver cómo se viralizaba

Hoy se pone a la venta de manera oficial el nuevo disco de The XX, que lleva el nombre de Coexist y reseñé hace unos cuantos días. Se trata de un álbum de lo más esperado porque el primer disco de la agrupación se convirtió en uno de los más importantes del 2009 y se llevó el Mercury Prize. Nos dimos cuenta que la banda, si bien no logró llegar al nivel a mi parecer, tiene cosas para dar. Esta vez no les vengo a hablar exclusivamente del disco en sí, sino de una idea que tuvieron los ingleses que me pareció increíble: le pasó Coexist solo a un fanático para ver cómo se viralizaba.

El lunes de la semana anterior solamente una persona estaba escuchando Coexist y hoy, sin haber presentado el álbum ni haber lanzado ninguna acción de marketing, se está escuchando en todo el mundo. Si bien muchas empresas suelen presentar sus discos en exclusiva a través de redes sociales o a través de acuerdos con diferentes servicios, los de The XX decidieron probar algo nuevo.

Todo comenzó con simplemente una persona, que se mantiene en secreto. Lo único que se sabe es que vive en la parte sur de Inglaterra. La banda, en conjunto con Microsoft, creó un sistema que le permitió, a través de la red, entender cómo se distribuyó el disco y crear una grilla que permite visualizarlo.

Adam Farrell, quien se encargó del proyecto por parte de la agrupación, comentó que en un principio todo iba muy lento y que era como "ver nacer a pequeños cachorritos" y que en varios momentos se pensó que el experimento iba a fallar, pero poco a poco grandes sitios lo obtuvieron y "literalmente explotó".

En esta época muchas bandas interactúan con fanáticos a través de la red para recompensarlos con innovaciones y cosas nuevas. La gente de esta manera se emociona y The XX, al haber empezado como una agrupación que se dio a conocer con el boca en boca quería volver a eso de descubrir la música a través de la viralizacióin.

Sin duda fue no solo un experimento completamente exitoso, sino que además bellísimo.