ZZ Top, los ‘sansones’ del rock

Después de 43 años de trayectoria musical, Billy Gibbons, Dusty Hill y Frank Beard todavía han logrado encontrar inspiración para un nuevo disco de estudio, el número 15 de su carrera. La Futura, que hoy se publica en todo el mundo, nos sirve como pretexto para repasar la historia e influencia de ZZ Top, una de las bandas más representativas del blues y rock clásico, a pesar de que no suelan ser los primeros en ser nombrados junto a AC/DC, Deep Purple o The Rolling Stones.

ZZ Top

Este trío de Houston (Texas) ha vendido más de 50 millones de discos en todo el mundo, ha conseguido colocar seis números 1 en las listas del rock comercial y forma parte del Rock and Roll Hall of Fame desde el año 2004. Ah, y su música es la influencia básica de la mayor parte de grupos que escuchamos hoy en día. Cosa de poco, ¿no?

Orígenes

Corría el verano de 1969 -no se aceptan bromas con Bryan Adams, gracias- cuando cuatro jóvenes decidieron montar una banda de rock. En un principio había sitio también para un teclista, pero un año después decidieron que no era una buena idea y se quedaron con la formación que perdura todavía en la actualidad: Billy a la voz y a la guitarra, Dusty al bajo y también a la voz y Frank a la batería.

Aunque tuvieron la suerte de que su primer álbum, ZZ Top's First Album, fuera editado junto a una discográfica en 1971, algo mucho más difícil en aquella época, sus inicios no fueron nada fáciles. De hecho, después de la gira de Tejas, su quinto trabajo, las cosas iban tan mal que decidieron parar y reflexionar sobre el futuro la banda.

Las barbas

Dos años después de aquella decisión, el representante del grupo convocó una reunión para hablar sobre el regreso a los escenarios. Entre ellos mismos tampoco se habían visto demasiado, así que fue un reencuentro en toda regla. Así es como describe el momento Billy Gibbons (extraído del libreto Rancho Texicano, recopilatorio de grandes éxitos de la banda):

Entré en la habitación y me quedé mirando a un tipo que pensé que conocía. Mi barba había crecido hasta alcanzar las proporciones de un felpudo. Y me di cuenta de que Dusty había hecho lo mismo.

ZZ Top
Paradójicamente, Frank Beard, que hasta entonces solía llevar bigote, se convirtió en el único miembro de ZZ Top sin ningún tipo de barba -y eso que su apellido se traduce por 'barba', literalmente-.

Aunque es todo una casualidad demasiado chocante como para ser real, lo cierto es que a partir de entonces las cosas empezaron a irle mucho mejor al grupo. Firmaron un nuevo contrato con otra discográfica y, ya en los años 80, su música comenzó a hacerse más y más popular. Tal y como sucedía en el mito de Sansón, que recuperaba su fuerza hercúlea cuando le crecía el pelo, ZZ Top encontró su éxito desde que Billy y Dusty llevan su gran barba. Y, por si acaso, nunca se han atrevido a quitársela, aun recibiendo una oferta millonaria de una marca conocida de cuchillas para hacerlo.

"La Grange"

Esta canción pertenece a su tercer disco, Tres Hombres, y fue el segundo single del álbum en 1973. En su momento consiguió buenos números en las listas de ventas de Billboard, pero no fue hasta la 'era barbuda' cuando se convirtió en el sello de la casa. Su aparición en películas, anuncios de televisión y, más adelante, en series y videojuegos la han convertido en uno de los íconos del rock clásico.

Su mítico riff de guitarra evoca un espíritu de rebeldía y es inmediatamente asociado con el rock y las motos, aunque ZZ Top la compuso en honor a un burdel situado en La Grange, un pequeño pueblo de Texas. La cadena de cable VH1 les dedicó un "Storytellers", un programa en el que los grupos tocan en directo y contestan a las preguntas que el propio público les plantea. Por supuesto, hablaron de "La Grange" y dijeron que es una canción que hicieron tras muchas conciertos y horas de carretera. Para ellos, ver a las chicas del burdel tras una gira era el signo inequívoco de que habían vuelto a casa. Lo que hacían después no lo dicen, pero podemos imaginarlo.

Su música

Su estilo no deja de ser una mezcla de blues, rock sureño y country, aunque si repasamos su discografía nos daremos cuenta de que fueron adaptándose y evolucionaban junto a los nuevos patrones musicales del momento. Así, por ejemplo, "Sharp Dressed Man" tenía un estilo muy dance, en la onda de otros temas de la época, como "I Was Made For Lovin' You Baby" de Kiss. Por ello, aunque nunca han variado demasiado su estilo básico, han sido inteligentes a la hora de mirar qué funcionaba a su alrededor.

Gracias a esa mezcla de conservadurismo y nuevos elementos, ZZ Top ha aguantado el paso del tiempo y, generación tras generación, han influenciado directa o indirectamente a la gran mayoría de grupos de rock. A continuación, os dejamos con La Futura, para que nos digáis cómo creéis que han vuelto:

También disponible en Grooveshark.

Fotos: Ismael Muñoz