Veinte años después, Axl Rose vuelve a la televisión en directo

La última vez que Axl Rose concedió una entrevista para televisión, Guns N’ Roses aún era la banda de hard rock más importantes del panorama musical, llenaban estadios por medio mundo y Slash compartía escenario con el excéntrico vocalista. En los años consecutivos el grupo se fue desintegrando, principalmente gracias al ego desorbitado de Axl, que provocó la salida precipitada de varios de los miembros originales, entre ellos su guitarrista estrella.

Axl Rose

Y ayer, como ya se había anunciado, Axl Rose volvió a pisar un plató de televisión veinte años más tarde para hablar de sí mismo y de su grupo durante 15 minutos. El responsable de esta hazaña ha sido Jimmy Kimmel, presentador de un late night con su propio nombre en la cadena ABC. El primer dardo contra el artista no tardó en llegar: “Has llegado puntual, es un milagro”, le espetó Kimmel; Axl, que se mostró extrañamente afable toda la entrevista, supo encajar el chascarrillo: “Sí, es un milagro”. Y créanme, que Axl Rose llegue puntual a algún sitio es, sin duda, algo digno de destacar (yo mismo aguanté dos horas y media de retraso en uno de sus conciertos).

La entrevista tenía como objetivo promocionar Appetite for Democracy, un ciclo de 12 conciertos que Guns N’ Roses hará en Las Vegas del 31 de octubre al 24 de noviembre, pero Jimmy Kimmel insistió en hacer hincapié en el pasado de la banda, un tema muy sensible para Rose.

Kimmel: Estamos a sólo unos minutos de tu antiguo local de ensayo, ¿alguna vez piensas en ello cuando pasas por allí
Axl: No de momento.
Kimmel: ¿Pero te acuerdas del sitio?
Axl: Por desgracia.

Durante la entrevista también pudimos ver el panfleto que hizo Axl para promocionar a su primer grupo L.A. Rose, una foto de su particular árbol de Halloween y escuchamos preguntas que sus fans habían formulado a través del twitter oficial de la banda. Criticaron su impuntualidad, sus trenzas y hablando de democracia, le preguntaron sobre su intención de voto en las próximas elecciones en Estados Unidos, Axl no se cortó y sus palabras han sido noticia hasta en un blog del The Wall Street Journal:

“En realidad no suelo votar. Pero bueno, vivo en California y por lo general tienden a apoyar a los demócratas… Apoyaré a los demócratas, apoyaré a Obama”.

Un apoyo que parece algo extraño, teniendo en cuenta que el cantante nunca ha tenido fama de ser una persona especialmente progresista.

A pesar de su inactividad en los medios, fue sorprendente que Axl se mostrara sincero y simpático, aunque algo obsesionado con desvincularse de su exitoso pasado con los antiguos Guns N’ Roses, y dejando bien claro que los años más felices son los que está viviendo en estos momentos. Quién sabe cuántos años tardará en volver a aparecer por un programa de televisión.

Os dejamos con la entrevista completa: