Reseña: Wintersun – Time I

Hace unas horas lo decía en Twitter. Era lo primero que me venía a la mente para describir esta primera parte del trabajo. Épico, cañero y muy oriental. Así es lo nuevo de Wintersun, y ahora entiendo las fotos promocionales con la apariencia asiática. La apariencia es la que lleva la banda en fotografía que podéis ver unas cuantas líneas más abajo, y no es más que una mera anécdota, pero que comprenderéis cuando escuchéis este Time I, la primera parte de una obra que se ha hecho de rogar y que ha traído de cabeza a Jari Mäempää, figura detrás de Wintersun. Veamos un poco cual es la historia de la banda y por supuesto de éste disco.

Wintersun - Time I

Wintersun es un grupo que surge, como decía, púramente de Jari Mäempää, un músico finlandés que fue conocido antes por ser el vocalista y guitarrista original de Ensiferum, además de ser uno de los que más aportaban a la hora de componer. Ensiferum fue una de las bandas que ayudó a popularizar el nuevo Viking Metal -nuevo porque el auténtico Viking Metal es el de bandas como Bathory-, más orientado a una mezcla de folk con toques death y baterías típicas del power metal. Tras dos discos de estudio, el vocalista abandonaba la banda por un motivo: Los planes de gira y las fechas de la misma coincidían con las que él había programado para grabar el primer disco de estudio de Wintersun, una "banda" que formaba para dar rienda suelta a todas esas piezas que no entraban en una producción de Ensiferum, o bien porque el resto de la banda no estaba de acuerdo, o porque eran demasiado suyas para hacerlo.

Una "banda", entre comillas, porque en realidad Jari no tenía ningún grupo cuando entró en estudio, y de hecho el primer trabajo, un self-titled que se editó en 2004 y que sorprendió a público y crítica llevándose galardones y comentarios que hablaban de un disco superior a los de su antigua banda, sólo contaba con dos músicos en su alineación. Él, que había compuesto toda la obra y había tocado todos los instrumentos salvo la batería, y Kai Hahto, que se encargaba de éste último instrumento.

Como decía, el disco fue todo éxito, sobre todo en su país de origen, el único del mundo donde los lanzamientos de éste tipo compiten en la lista de éxitos con los LPs comerciales que podemos encontrarnos en el resto del mundo. A los dos años del lanzamiento aproximadamente, era el propio Jari el que anunciaba el inminente lanzamiento de Time, un disco que, casualidades del destino, se haría esperar, y mucho.

Tanto que no será hasta dentro de 5 días cuando podamos ecucharlo de forma oficial, al menos parcialmente, ya que ha terminado desembocando en bastantes minutos y ha tenido que ser dividido en dos partes: Time I y Time II. Éste último verá la luz el año que viene, y los afortunados que hemos escuchado la primera parte no podemos esperar para escuchar la segunda, así que esperemos que no se retrase de nuevo.

¿Qué nos encontramos en Time I? Un trabajo mucho más adulto y, valga la redundancia, trabajado, que Wintersun, pero además un álbum que conserva todos los elementos del disco que nos ha hecho esperarlo tanto. Hagamos un pequeño track-by-track antes de sacar conclusiones.

Wintersun

Time I se divide en tan sólo cinco pistas, de las cuales "When Time Fades Away" es la introducción, puramente instrumental y que en forma recuerda a las de los discos de Ensiferum, pero sin llegar a hacerse pesada. Dichos discos empleaban demasiada repetición, y aquí hay una canción completa en cuyos cuatro minutos de duración podemos escuchar en lo que desembocará la que, con la única duda de "Time", es la pieza más interesante de toda esta primera parte, "Sons of Winter and Stars".

Estamos ante una pieza con partes claramente diferenciadas y con una duración de más de 13 minutos. Los títulos de estas partes, las cuales no hace falta decir cuando empiezan y cuando acaban, son los siguientes:

  • "Rain of Stars"
  • "Surrounded by Darkness"
  • "Journey Inside a Dream"
  • "Sons of Winter and Stars"

Como véis los títulos son muy poéticos, y el tema -o temas, según queráis tratarlo- también es poético. Una maravilla que comienza con una pequeña parte que suma epicidad a lo que veníamos escuchando, y añade la batería de Kai Hahto de inmediato. Estamos ante un tema muy potente. ¿Recuerdan el Epicloud de Devin Townsend? Aquí también hay mucho de épico, y mucho de ruidoso. La diferencia principal es que las voces duras de Jari Mäempää irrumpen con fuerza, a la par que los coros del resto de la banda. Se trata de una segunda introducción que desemboca en una parte que me recordó mucho a las que suelen emplear grupos Djent como Vildhjarta, que vuelve a dar paso a un segundo nivel. El ritmo de la canción ha disminuido pero su fuerza se ha duplicado, y ahora los teclados y la batería son aún más obvios.

Se trata de algo difícil de describir debido a sus múltiples pistas musicales, algo que en teoría ha sido uno de los problemas a la hora de mezclar la obra, y es que el presupuesto de la banda no daba para hacerse con el equipamiento suficiente como para armar todo el puzle. El tema tiene para todos los gustos. Por momentos volvemos a acelerar pero más tarde el tempo baja y tenemos composiciones que recuerdan al "Beautiful Death" que tan bien funcionaba en el primer trabajo -se trata de una de las mejores canciones del mismo-. Realmente, un tema para escuchar muchas veces y siempre disfrutar del mismo. No decepcionará a seguidores antiguos, y encantará a nuevos oyentes.

Con "Land of Snow and Sorrow" sigue la misma tónica. Todo el trabajo tiene una forma muy homogénea, no nos encontramos grandes cambios entre temas y es una incógnita si la banda ha decidido dejar cosas diferentes para Time II. ¿Qué decir de la tercera pista? Que se trata de un tema más lento, igual de épico, y en el que las voces no son gritadas, sino más claras. De hecho se van intercalando y aclarando con efectos corales que dan un ambiente muy especial al tema, y mucha profundidad. Hacer de nuevo hincapié en el trabajo de Jari al teclado, un instrumento que se convierte en uno de los protagonistas indiscutibles en esta primera entrega de Time.

"Darkness and Frost" es un interludio que une temas, y lo hace con mucho teclado y con guitarras acústicas. Como en la introducción, no estamos ante una melodía de relleno, sino ante una pieza que parece encajar a la perfección con el desenlace, o mitad, de la obra, según se mire.

"Time", como mencioné antes, es otra de las piedras angulares de esta primera parte, y por ello lleva el nombre del proyecto que ha traído de cabeza a Mäempää durante tantos años. De nuevo una canción muy épica y que está repleta de coros y de tal vez las partes, instrumentalmente hablando, más interesantes de todo Time I. Hay de todo. Voces claras, teclados que suenan como trompetas, gritos de un Jari que parece decirnos que ha dedicado gran parte de su vida en ésta obra con el verso el tiempo se desvanece... La pieza acaba con lo que podría haber sido un sexto tema -no lo es, está fundido en la quinta pista- que hace las veces de outro y que de nuevo mezcla elementos asiáticos con el sonido folk que caracteriza parte de la obra de Wintersun. Escribiendo estas líneas según lo escucho, no estoy seguro de que sea una outro sino tal vez una introducción de lo que viene con Time II, una segunda parte que seguro estará a la altura de una primera entrega que me ha gustado mucho.


8.5/10

Time representa gran parte de la vida de Jari Mäempää. Seis años, sin contar los de composición, suponen demasiado tiempo empeñado en un proyecto que siempre quiso sacar adelante y que es el único en el que ha estado embarcado musicalmente hablando.

Hemos sido muchos a los que la espera se nos ha hecho larga, y de hecho recuerdo que hace años una publicación de cuyo nombre no quiero acordarme ya hizo una review del trabajo, incluso antes de que estuviera completado, que resultó estar basada en un fake subido a Internet. Han sido muchas las personas que preguntaban al finlandés "qué pasaba" con Time, una pregunta que siempre importó a Jari y que ahora responde con toda fuerza y sin duda. La promoción que lleva el trabajo es increíble, sobre todo en los países nórdicos, donde se da más importancia a éste tipo de música y donde en ocasiones es la líder del mercado. Y toda la promoción y buenas críticas son producto de unos cimientos sólidos: Time I, la primera parte de la obra, no sólo convence sino que pone el listón alto para futuros lanzamientos de la formación y del subestilo -aunque Wintersun son diferentes a todos los demás-, siendo más obvio el de la segunda parte, que se editará en 2013. No quiero adelantar acontecimientos pero me atrevo a decir que las ventas funcionarán muy bien, y desde ya pongo este LP por delante de muchos otros, y como uno de los candidatos a estar entre los mejores del año.

Ni que decir tiene que la producción ha sido cuidada al detalle, y que los detalles que en sí componen el trabajo son incontables. Estamos ante una obra que, seguramente, sin el tiempo de maduración necesario no habría sido igual. Y que ahora tal vez debamos agradecer que se haya retrasado. ¿Podemos ponerle pegas? Por supuesto, todo es criticable. Desde el retraso, del que como digo seguramente os olvidéis al escuchar la obra, hasta que tal vez esta primera parte sepa a poco. Estamos ante 40 minutos de música que nos llenan y nos sacian por completo, pero de los que no podemos evitar pensar que tenemos un considerable porcentaje que son añadidos, como las introducciones u outro. ¿Hacía falta partirlo en 2 LPs y editarlos por separado?

Fecha de lanzamiento: 19/10/2012
Discográfica: Nuclear Blast
Compra el disco: Amazon
Tres canciones destacadas: "Sons of Winter and Stars", "Land of Snow and Sorrow", "Time"