Axl Rose, de nuevo a la carga contra Slash y Duff Mckagan

Axl Rose nunca ha sido un gran amigo de la prensa y de los medios de comunicación, pero últimamente sus apariciones en público están siendo constantes: la semana pasada pudimos verle hablando 20 años después en directo en la televisión, en el show de Jimmy Kimmel. Sus últimas palabras aparecen en una extensa y polémica entrevista publicada en el USA Today.

Guns N' Roses

Si en su aparición televisiva ya lanzó algún que otro dardo envenenado contra los antiguos integrantes del grupo, esta vez no se ha cortado ni un pelo, y ha acusado directamente a Duff Mckagan, Slash y su ex novia Stephanie Seymour como responsables de dañar su capacidad como letrista y hacerle entrar en un estado de depresión constante:

Para los tres todo lo que yo hacía era una mierda. Me venía abajo. Durante las giras (del disco Use Your Illusion), Slash y Duff me dijeron: "Eres un idiota, eres un perdedor." Me afectó tanto que casi dejé de componer. Me sentí bloqueado durante mucho tiempo, por eso las letras de Chinese Democracy tardaron tanto.

Con estas nuevas declaraciones, Axl Rose sigue insistiendo en transmitir que el pasado más exitoso del grupo se convirtió en una verdadera pesadilla para él. Cuando le preguntan por los buenos momentos de la banda, se remonta a la época anterior al lanzamiento del Appetite for Destruction: “Yo era muy ingenuo. Pensé que el éxito de ese disco nos uniría todavía más, pero sucedió justo lo contrario. Ellos quisieron conseguir su propio éxito fuera de Guns”. A pesar de las duras declaraciones, es sorprendente que Axl no cierre completamente la puerta a una posible vuelta del grupo con los miembros originales. “La pelota no está en mi campo. Yo soy un superviviente de esta guerra, no el creador de ella”.

Lo que Axl ha dejado bien claro durante su ciclo por los medios de comunicación es que Guns N’ Roses no tardará tanto en publicar un nuevo disco. Chinese Democracy tardó 18 años en ver la luz, principalmente por los problemas psicológicos que supuestamente le causaron los constantes ataques de Slash y otros compañeros, pero la industria también se lleva su parte: “Es horrible, no tiene nada que ver con la música”.

Mientras tanto, Guns N’ Roses ya han comenzando su ciclo de 12 conciertos en Las Vegas (del 31 de octubre al 24 de noviembre). En esta gira se podrá ver en acción a una nueva formación que muchos fans consideran menos legítima que la original. Por suerte, Axl también se reservó alguna palabra para este colectivo: “pueden pensar lo que quieran, yo no estoy interesado en sus opiniones".