Las canciones de Obama suenan mejor

Hoy es un día clave para la política mundial, aunque siempre lo es cuando se elige a un presidente de los Estados Unidos. Esta noche los norteamericanos decidirán si confían cuatro años más en Barack Obama o si prefieren que sea el republicano Mitt Romney quien ocupe la Casa Blanca. Atrás quedarán semanas de campaña política por todos los estados del país, donde se alternaron discursos políticos con actuaciones musicales. Y es que, especialmente desde la anterior campaña de Obama, los músicos se están involucrando cada vez más activamente en el mundo de la política.

Obama

A través de las redes sociales, de los mítines o de los eventos de recaudación de fondos, actores y cantantes han aprovechado su influencia en el público para apoyar a su candidato favorito a la presidencia de Estados Unidos. El resultado en las urnas es aún incierto por la igualdad que arrojan las encuestas, pero si fuese un reflejo de los apoyos públicos recibidos por artistas del mundo de la música, Obama arrasaría.

Bruce Springsteen fue uno de los artistas claves de Obama en las anteriores elecciones, y este año declaró que no se involucraría en la campaña electoral. Pero justo en la recta final, The Boss ha entrado con fuerza, apoyando al presidente en su gira por los llamados estados claves: Wisconsin, Ohio y Iowa. Precisamente en Wisconsin interpretó ayer su esperanzadora canción "Land of Hope and Dreams".

A este mismo acto acudió el rapero Jay-Z, que ha sido solo uno de los últimos que se han sumado a su causa. El mundo del pop es un clamor con gente como Kate Perry, Beyonce, Black Eyed Peas, Lady Gaga o Madonna a la cabeza. Pero también el rock ha colaborado con el candidato demócrata; en Cuchara Sónica ya hablamos de que Axl Rose comentó en la televisión que su voto iría para Obama. The National , una banda de rock alternativo de Ohio, oficializó su apoyo a Obama después de que los republicanos utilizaran una de sus canciones sin el consentimiento del grupo. Otra de las contribuciones más destacadas es la que protagonizó Dave Grohl en septiembre, cuando los Foo Fighters tocaron en la Convención Nacional del Partido Demócrata, y el líder de la banda dedicó “My Hero” al presidente.

Mitt Romney también tiene su grupo de simpatizantes en el terreno de la cultura: el actor y director Clint Eastwood es uno de sus principales inversores, pero dentro de la música no ha conseguido los mismos apoyos que su rival. En una entrevista en Fox News, Gene Simmons, cantante de Kiss, se reconoció arrepentido por haber votado a Obama en 2008 y expresó su total apoyo por Romney. Pero Paul Ryan, segundo de la candidatura republicana, a causa de declarar sus gustos musicales ha terminado quedando en evidencia: dijo que uno de sus grupos favoritos era Rage Against the Machine. El guitarrista de la banda, Tom Morello, salió al paso ofendido por las palabras de Ryan, acusándole de no entender a la banda. Os dejo con parte de la reflexión que escribió Morello al respecto.

Me pregunto cuál será la canción favorita de Ryan. ¿Aquella que condena el genocidio de los nativos americanos? ¿La que arremete contra el imperialismo norteamericano? ¿Nuestra versión de "Fuck the Police"? ¿O es en la que llamamos a los ciudadanos a aprovechar los medios de producción? ¡Excelentes temas de conversación para sacar en una reunión de jóvenes republicanos!