Crónica: Sonata Arctica confirma su buen momento en Madrid

Viernes 16 de noviembre. Ocho de la tarde en Madrid, la hora de uno de los conciertos de power metal más interesantes del año había llegado, tras largos meses de espera desde que se supo que Sonata Arctica tendría dos fechas en el país ibérico para presentar Stone Grow Her Name, séptimo trabajo en la discografía del grupo finlandés. ¿El emplazamiento? La Riviera. ¿Los artistas invitados? Los también finlandeses Battle Beast.

Sonata Arctica

Battle Beast

Antes de comenzar con el artista principal quiero escribir unas líneas sobre Battle Beast, la banda invitada. No estaba muy claro que estos fineses fueran a pasar por Madrid, ya que apenas se podía encontrar información al respecto. Había sitios web que indicaban que efectivamente venían acompañando a Sonata Arctica, y otros donde no se mencionaba nada. De hecho, en el ticket del concierto tan sólo se indicaba la hora de apertura de puertas y de la actuación del grupo principal.

Anécdotas aparte, los que decidimos acudir un poco antes al evento pudimos disfrutar de un sonido muy potente por parte de la banda, nativa de Helsinki. Battle Beast es el grupo que ganó el concurso de bandas en Wacken Open Air 2010, el festival de metal más importante del mundo, y por tanto, consiguió una entrada por la puerta grande en el mundo de la música. Esto, y la buena calidad de su álbum debut, Steel, han hecho que a día de hoy sean uno de los grupos que más suenan en las emisoras de radio de Finlandia, un país donde la mayor parte de la población se confiesa amante del rock más duro y por supuesto del metal.

Battle Beast

Battle Beast es una banda muy joven, apenas formada en 2008, que centra sus composiciones en el hard rock y heavy metal más clásicos. Sus componentes son seis, y tal vez lo que más destaca son las potentes voces de la vocalista Noora Louhimo, con permiso del guitarra y también vocalista Anton Kabanen. La finesa sustituye a la cantante original, algo que fue bastante criticado, pero que se traduce como una altísima dosis de fuerza, energía y potencia en los conciertos de la banda, donde todos los componentes están muy sueltos en el escenario. Sin duda, una buena apertura de boca.

Sonata Arctica

A las 21.30 exactamente, hora a la que estaba programada la actuación, saltaban al escenario Sonata Arctica. Sobre el último esfuerzo de los fineses, Stones Grow Her Name, hay que decir que se trata de un trabajo balanceado entre el power metal y el rock, con temas realmente rápidos como "Cinderblox" -con divertidos toques country- o el desenlace de "Wildhearts", que cierra el LP, y otros claramente rockeros como "Only The Broken Hearts" o "Shitload of Money". El trabajo pudo escucharse casi en su totalidad en el concierto al que tuve el placer de asistir, y si se puede decir que ya de por sí es una escucha recomendada para todo fan de la banda y del metal melódico en general, hay que destacar que los nuevos temas funcionan realmente bien en vivo, incluso mejor que en el propio LP.

El recital arrancó con "Only The Broken Hears (Make You Beautiful)", primer tema en el nuevo trabajo y una buena apertura de concierto. Minutos antes se podían escuchar algunas melodías de "Wildfire" en forma de introducción. Inmediatamente después el power metal irrumpía con fuerza en La Riviera al son de "Black Sheep", un tema muy rápido y potente que se extrae del segundo disco de Sonata Arctica, Silence.

Sonata Arctica

"Alone In Heaven", otro de los nuevos temas, sonaba muy bien, con unas voces de Tony Kakko, vocalista y líder de la banda, realmente trabajadas. Se trata de una canción sobre el cielo e infierno que en realidad tiene mucho que ver con el clima: Kakko se confiesa amante del frio y la nieve, mientras que el resto de componentes preferirían estar en lugares más cálidos, de ahí el alone in heaven del vocalista. "Losing My Insanity", siguiente tema del setlist, es una canción que define bien el sonido de Sonata Arctica, bien porque posee la velocidad típica de los temas power de los que los fineses hacían gala en los primeros trabajos, pero también por la clara base y estructura de rock duro y el potente sonido de la guitarra. Todo, por supuesto, aderezado con los también clásicos solos de guitarra y de teclado.

Inmediatamente después de ese trallazo llegaba "Broken", único tema de Winterheart's Guild que pudimos disfrutar en la velada. Los asistentes se venían arriba y eso daba energía a la banda, que parecía estar sorprendida con el recibimiento del público madrileño. Aunque viene siendo parte del setlist desde que empezó la gira, "The Gun" fue para mi una de las sorpresas de la noche. Se trata de un tema que me gusta mucho, editado como cara B en uno de los sencillos de los primeros discos y en realidad uno de los primeros temas que grabó la banda para su primera demo en 1996, cuando llevaban por nombre Tricky Means.

"The Day", un tema que se centra en la desgracia que conllevan catástrofes como el tsunami que asoló Asia hace algún tiempo, y por supuesto sobre el amor, como todas las letras que escribe Kakko. Canciones como "I Have a Right", interpretada inmediatamente después y acerca de los abusos a menores, confirma que la banda se centra en temas de actualidad y está concienciada con los problemas que nos rodean.

"Tallulah", "The Dead Skin" y la versión de Bon Jovi "Wanted Dead or Alive" fueron los temas que formaron parte de uno de los momentos de la noche: El mini-set acústico. Tony Kakko se sentaba junto con sus compañeros de banda y, con un sombrero a lo cowboy, protagonizaba los momentos más amenos de la velada. Tony Kakko ha mejorado mucho la técnica y su forma de cantar, es algo que se puede comprobar gira tras gira. Ahora mismo está en su mejor momento. Es un showman que divierte todo el rato y que está entregado a su público, interactivo en todo momento y siempre haciendo gala de muy buen humor. La banda se permitió bromear soltando algunas frases en español, advertencias de cajetillas de tabaco incluidas. Esta parte tuvo bastante de country, y el primer tema, "Tallulah", fue cantado al unísono por la mayoría de los asistentes, arrancando una nueva expresión de sorpresa a los finlandeses.

Sonata Arctica

Aún lejos del final llegaban "Paid In Full", de Unia, y Shitload of Money", uno de los temas más pegadizos del último LP. Inmediatamente después, y es que no podían faltar, escuchábamos "Réplica" y "Fullmoon". Entonces la banda anunciaba que quedaban dos temas -en realidad dos y medio-: "Cinderblox", un tema con mucho bajo, muy interesante y rápido, y, para finalizar, "Don't Say a Word". El medio tema que falta fue el ya clásico Vodka... we need some vodka.....

Tras el concierto la banda quiso agradecer a los fans esa entrega que se vio durante el concierto, realizando una sesión de firmas improvisada, como suele ser habitual en este mundo, confirmando que ese buen humor que había sobre el escenario no era algo preparado sino parte de la personalidad de los miembros del grupo, que tras más de 15 años de historia sigue convenciendo, y a su vez ha sabido conservar esa parte power que les abrió un hueco en la escena, y aportando nuevas ideas, tanto a temas líricos como a su sonido, más hard-rockero con el paso de los años.

Conclusión

Sonata Arctica fue uno de los primeros grupos de power metal que escuché, allá por principios de siglo. El género siempre me ha gustado, pero he de decir que a la vez es uno de los que más me cansan, debido tal vez a la velocidad que lo caracteriza. Sin embargo, me alegro de haber podido presenciar una actuación en la que no sólo pude rememorar esos años, sino descubrir que la banda ha sabido evolucionar y superarse a si misma. Recuerdo otras actuaciones donde Kakko directamente no daba la talla a las voces, algo que está totalmente superado, no sólo por las clases de canto que ha ido tomando a lo largo de los años, sino por el buen estado de su voz. Absolutamente todos los miembros del grupo estuvieron muy enérgicos en el escenario de La Riviera, y se creó una conexión especial entre público y banda.

El último disco es un trabajo que personalmente acogí bien cuando salió, pero que no he descubierto de verdad hasta estos últimos días. Tanto si lo habéis escuchado como si no, os recomiendo que lo hagáis. Se trata de uno de los lanzamientos más interesantes para el género de este año.

Setlist en Spotify

Setlist en Grooveshark