Crónica: El eterno romance entre Paul Banks y el público mexicano

Los proyectos solistas normalmente ponen en conflicto a todos. A los artistas, porque tienen que probar que pueden hacerlo mejor que con su proyecto principal. A los fans, porque nunca faltan los despistados que esperan que el músico en cuestión toque en concierto los éxitos por los que lo conocieron. A los medios, porque es muy difícil separar con justicia lo bueno y lo malo de ambas propuestas.

No obstante, no hay nada mejor que un apasionado romance para borrar cualquier diferencia. Y sino, pregúntenle a Paul Banks, vocalista de Interpol, quien, aunque no haya recibido muy buenas críticas con sus dos trabajos como solista, tiene al menos la seguridad de que, entre el público mexicano, el amor siempre será incondicional y duradero. Esto quedó demostrado el pasado sábado 8 de diciembre, cuando el intérprete presentó en vivo los temas de su segundo trabajo discográfico, Banks, en el Plaza Condesa de la capital mexicana, ante un sold out total.

La acción arrancó unos 15 minutos después de las 9 de la noche, ante una audiencia impaciente que ya coreaba desde las ocho y media el nombre del músico y se arrancaba la voz a gritos ante cualquier silencio de la música de ambiente, compuesta por cierto por temas de rap y hip-hop, dos de los géneros favoritos del inglés afincado en Nueva York.

Finalmente, enfundado en el ya clásico atuendo negro que ha venido utilizando con pequeñas variaciones durante la gira de este nuevo álbum, salió el cantante escoltado por una banda de acompañamiento que haría las delicias de cualquier músico: el guitarrista y director Damien Paris; Brandon Curtis, de The Secret Machines, en los teclados y bajo; y el baterista Charles Burst, quien también ha tocado con Interpol, AC Newman y The Ponys. La experiencia de estos tres músicos definitivamente se dejó notar en el sonido en vivo, pues estos tres no sólo logran reproducir con excelentes resultados los sonidos del álbum, además le dan un toque bien energético a las canciones.

Desde un principio todo fue sonrisas en la cara del músico. Y es que, aunque su gira por Estados Unidos parece estar funcionando bien, no es lo mismo tocar en recintos de pequeña y mediana capacidad que ante gente capaz de dormir una noche afuera del recinto con tal de conseguir un autógrafo del músico, o ante un lleno total en un lugar de 1,600 personas y tan hip como este recinto de La Condesa. El cantante agradeció en español las muestras de apoyo y se soltó de inmediato con "Skyscraper", uno de los temas de su primer larga duración que en seguida puso la alegría en la audiencia.

Las cosas siguieron calentándose con "Fun That We Have", sin duda uno de los más aplaudidos de la velada, quizá porque fue sencillo promocional del ya mencionado primer disco. Con el mismo calor llegó "I'll Sue You", melodía que no sólo logró poner el griterio a todo volumen sino arrancar varias sonrisas al músico, quien se veía feliz y tal vez un poco sorprendido por la tremenda recepción. Con algunos gracias y más sonrisas llegaron la magnífica "Only If You Run" y el primer single de su nuevo trabajo, "Young Again", que finalmente unió al lugar en una sola voz, poniendo a corear hasta aquellos despistados que obviamente habían ido atraídos por la fama interpolesca del músico y no sabían muy bien que esperar de la nueva producción.

El set estuvo balanceado aunque un poquito más cargado a las melodías de su más reciente trabajo. Así, llegaron la contemplativa "Arise, Awake", las energéticas "Over My Shoulder" y "Paid For That", la instrumental y bien llevada "Lisbon", que permitió al guitarrista hacer uso de sus habilidades en el instrumento y hasta moverse de un lado a otro del escenario con bastante soltura; "No Mistakes", "The Base", que también se ganó numerosos aplausos; y mi favorita, y la de muchos por las voces que escuché: "Summertime is Coming", melodía editada también en el EP con el que el músico irónicamente mató a su alter ego, Julian Plenti Lives....

Hubo muchos agradecimientos en español, sonrisas ante los cánticos espontáneos de "¡Banks, Banks!", el clásico "son los mejores del mundo", la presentación de su banda de acompañamiento, en la que el mayor aplauso se lo llevó, tal vez por ser el más conocido, Brandon Curtis; y más, pero muchas más sonrisas. Curiosamente no hubo nadie a quien se le ocurriera pedir algún tema de Interpol (al menos yo no lo escuché), un hecho que estoy segura que el músico agradeció, aunque él nunca ha sido de los que dice demasiadas palabras a la audiencia.

Así, después de "Paid For That", el cantante se dirigió al griterío para asegurar que la noche se había pasado rapidísimo (y sí que lo hizo) y que realmente agradecía nuestras muestras de cariño. El cuarteto abandonó entonces el escenario, en medio de gritos de "¡Más, más!" y "¡Paul, Paul!", que nuevamente le sacaron la sonrisa al cantante cuando salió al tablado para complacernos con un encore de dos melodías.

La despedida estuvo dedicada a su anterior disco. Llegó primero una versión un poco más valseada y con diversos instrumentos de "On The Esplanade", que permitió el lucimiento de los cuatro músicos en escena y, finalmente, el rock de "Games For Days", con la que se despidió ahora sí Paul Banks de su amado público mexicano.

En general debo decir que la organización estuvo impecable, y ahora la gente se comportó con más mesura que en otras ocasiones (hubo demasiados empujones la última vez que el inglés nos visitó). Quizá el único pero que le pondría a esta actuación sería que, por momentos, la voz de Paul Banks se perdía un poco en la mezcla, pero también hay que decir que el músico ha mejorado mucho como cantante desde sus comienzos con el cuarteto neoyorquino, convirtiéndose en un intérprete seguro y con una voz bien parada en el escenario.

Finalmente, la pasión desbordada de la audiencia fue correspondida con un recital de una hora bien plantado y planteado, y con las miles de sonrisas que Banks regaló al que, por lo que se ve, siempre será su amante incondicional.

Setlist:

Skyscraper
1. Fun That We Have
2. I'll Sue You
3. Only If You Run
4. Young Again
5. Fly As You Might
6. No Chance Survival
7. Arise, Awake
8. Over My Shoulder
9. Lisbon
10. No Mistakes
11. The Base
12. Summertime is Coming
13. Paid For That

Encore:
14. On The Esplanade
15. Games For Days