Led Zeppelin – Celebration Day: detrás de las cámaras

El 10 de diciembre de 2007 ha pasado a la historia de la música como uno de los días más significativos del siglo XXI. El motivo es muy sencillo: 27 años después, Led Zeppelin volvió a subirse a un escenario. Fue en el 02 Arena de Londres, para homenajear a Ahmet Ertegun, el fundador de la discográfica Atlantic Records y amigo íntimo de la banda. Se calcula que 20 millones de personas de todo el mundo intentaron conseguir una entrada, pero apenas fueron 18.000 espectadores los que pudieron entrar al estadio londinense. Aunque la banda se disolvió en 1980, tras la muerte del batería John Bonham, los afortunados que presenciaron el legendario concierto pudieron darse cuenta que, a pesar de los años, el hard rock inmortal de Led Zeppelin “remains the same” (sigue siendo el mismo).

Por fortuna para todos los que nos quedamos con las ganas, el concierto se grabó íntegramente y se publicó el pasado 20 de noviembre en formato CD y DVD, bajo el nombre Celebration Day. ¿Pero por qué han tardado cinco años en editar el concierto que volvió a unir a Jimmy Page, Robert Plant, John Paul Jones y Jason Bonham -el hijo del baterista original-? La explicación y los entresijos de esta complicada grabación nos los da Dick Carruthers, el productor del vídeo del ya legendario evento, en una entrevista en exclusiva con Gibson.

Cinco años equivalen a cinco minutos en la historia de Led Zeppelin
John Paul Jones

Este proyecto llegó a las manos de Carruthers gracias a su excelente currículum, donde figuran colaboraciones con grupos como The Who, The Rolling Stones, Oasis, Snow Patrol o Stereophonics. Led Zeppelin - Celebration DaySu cometido original era encargarse únicamente de producir el vídeo que se emitió en directo en la pantalla gigante del estadio, pero decidió añadir más cámaras, mejores equipos de sonido e iluminación extra por si después querían editar un DVD con el concierto. Su idea llegó a buen puerto hace aproximadamente un año, cuando se decidió finalmente comercializar el vídeo. Aunque suene extraño, la versión oficial del productor es que no existió un plan maestro, sino que la idea de Celebration Day surgió sobre la marcha. Que se haya editado varios años después es una decisión muy “Zeppelin” según el propio Carruthers. Hace dos años se puso manos a la obra con el documental y les enseño las primeras imágenes a John Paul Jones y Robert Plant. Los dos se quedaron tan impresionados que llamaron a Jimmy Page para que también pudiese verlo; finalmente, el proyecto arrancó bajo la supervisión de todos los miembros de la banda.

Celebration Day fue un espectáculo muy complicado de registrar hasta para un productor con la experiencia de Carruther. Cuando le preguntan por las canciones claves del DVD destaca “For Your Life”, “Dazed and Confused”, en la cual dividió la pantalla en tres secciones para intentar reflejar, espacial y visualmente, todo lo que estaba pasando en esta canción; y obviamente, "Stairway to Heaven". Sin embargo, a pesar de que el montaje no fue tan complicado, la gente quedó especialmente contenta con el resultado de “Kashmir”.

A pesar de ser una banda veterana, también hubo nervios –que no miedo- antes de saltar al escenario del 02 Arena. Todos los presentes en el auditorio eran conscientes de que estaban ante un momento histórico para la música y para el grupo, y que nadie podía predecir el resultado. Pero los nervios apenas duraron un par de temas, con “Black Dog” se disipó toda la tensión y con la cuarta canción, “In My Time of Dying”, el concierto echó a volar. El productor también reconoce que hubo algunos errores musicales, pero afortunadamente los miembros de Led Zeppelin tuvieron tanta capacidad de reacción para cambiar de acordes o de frase, que el público ni siquiera pudo percibirlos.

La música de Led Zeppelin es perfecta para verla en vídeo, porque se acopla perfectamente en términos visuales. Carruther ha intentado que los acentos y las cadencias de las canciones coincidan con los de la película, para que no sea meramente la grabación de un concierto, sino la narración visual de la historia de la canción que están tocando. Aunque con este método, más de uno le ha criticado por no centrarse el tiempo suficiente en los maravillosos solos de guitarra de Jimmy Page.

El concierto que podemos ver en Celebration Day sigue siendo a día de hoy el último que ofreció Led Zeppelin a sus fans, pero su productor no cree que sea necesariamente el directo con el que el grupo va a cerrar su carrera. Carruther prefiere alimentar los sueños de los fans incondicionales: “No estaba decidido que este concierto fuese el último, ni tampoco el testamento de Led Zeppelin. No lo sabíamos. ¡La banda ni siquiera lo sabe aún a ciencia cierta! Aunque se dé por hecho, son todo especulaciones sobre su futuro”. Durante la presentación del DVD, también se preguntó a la banda sobre la ineludible cuestión que nos ronda a todos la cabeza, pero nadie quiso pronunciarse explícitamente sobre las posibilidades de un nuevo regreso a los escenarios. Jimmy Page sí nos dio una pista bastante sutil, cuando dijo que este directo quedará para su legado. Si es así, esperemos que no sea el último material que Led Zeppelin transmite a las futuras generaciones.